Status

La madera vuelve a estar de moda: construye casas prefabricadas, rascacielos, hoteles o viviendas biopasivas

  • La conciencia social por la sostenibilidad está llegando a la construcción
  • Así, materiales como la madera está ganando terreno al hormigón
  • Con el derivado natural se pueden construir hasta torres de 85 metros
Render: Pablo Larroulet. Fotografía: Fernanda Del Villar
Madrid

La creciente conciencia sobre el respeto al medio ambiente no solo afecta a la industria textil, a la condena del diésel y al plástico o a la búsqueda de fuentes de energía más limpias. También ha llegado al sector de la construcción, que está echando la vista a atrás para recuperar materiales como la piedra o la madera para levantar edificaciones menos contaminantes que las que están hechas de acero y hormigón. A continuación, tiene cuatro ejemplos de lo que se puede hacer con madera, rascacielos incluidos.

Mjøstårnet, un rascacielos de madera de 85,4 metros

Cuando se completó en marzo de 2019, Mjøstårnet se convirtió en un edificio de récord. No solo por la forma en que se destaca en la orilla del lago Mjøsa, el lago más grande de Noruega, sino también como un símbolo del cambio verde. Mjøstårnet demuestra que se pueden construir edificios altos, de hasta 85,4 metros, utilizando recursos locales, proveedores locales y materiales de madera sostenibles.

Ubicado a solo 17 km al norte de Mjøstårnet, la compañía Moelven Limtre desempeñó un papel clave en la construcción de la torre: produjo e instaló columnas, vigas y diagonales de Madera Laminada Encolada -capas de madera dimensional unidas entre sí con adhesivos estructurales duraderos y resistentes a la humedad- para el sistema de carga principal. Y la madera contralaminada la utilizó para los espacios de los ascensores y los balcones. 

Mjøstårnet ha sido ratificado como el edificio de madera más alto del mundo por el Consejo de Edificios Altos y Hábitat Urbano (CTBUH), así como Guinness World Records. La torre también ha recibido numerosos premios y reconocimientos, como los Premios de Diseño de Nueva York, los Premios Noruegos de Tecnología y el Premio a la Excelencia de CTBUH.

Una minicasa prefabricada de madera

Las casas prefabricadas han registrado un claro repunte durante el confinamiento. Lo cierto, el mercado ofrece propuestas que sirven como residencia principal o segunda, gracias a al construcción industrializada y materiales como el acero y el hormigón. Sin embargo, la madera también es útil para este tipo de construcciones más allá de casas de camping. Un ejemplo es la propuesta de los arquitectos Gnocchi + Danesi, "un proyecto que actúa como una interpretación contemporánea de los antiguos refugios tradicionales de montaña, aportando carácter arquitectónico y calidad espacial", explican en su página web.

Este modelo de minicasa de madera industrializada cuenta con 24 metros cuadrados, pero tiene la opción de añadir otro módulo de 12 m2. De hecho, cada módulo tiene una estructura independiente, lo que permite la libertad de configuración y expansión. "Las diferentes configuraciones de diseño ofrecen la posibilidad de gestionar el espacio según las necesidades", explica el estudio. 

AKA Patagonia, un hotel boutique de madera en Natales (Chile)

Render: Pablo Larroulet. Fotografía: Fernanda Del Villar

El estudio de arquitectura Pablo Larroulet firma el diseño de este hotel en la Patagonia, uno de los destinos turísticos más importantes de Chile y el mundo que destaca por su increíble paisaje natural. Así, el proyecto nace para respetar este entorno con una arquitectura que emerge de la tierra y se convierte en parte de la naturaleza. "Aka Patagonia es un homenaje al paisaje", sentencia el estudio. Para la construcción de las diferentes villas, se utilizó la madera de lenga, una especie nativa típica de la zona. 

El hotel consiste en seis módulos de habitaciones privadas y un módulo común de relajación, reunión y cocina. Los seis módulos prefabricados en madera se construyeron en un astillero y luego fueron instalados en el sitio, posicionados estratégicamente para enmarcar las vistas a las distintas atracciones naturales y obtener la mayor cantidad de luz natural durante el día.

Una casa biopasiva en Sant Pere de Vilamajor (Barcelona)

House Habitat ha finalizado la construcción de una casa biopasiva en Sant Pere de Vilamajor (Barcelona) de 140 m2 distribuidos en dos plantas con 3 dormitorios, uno de ellos en suite, 2 baños, aseo, salón-comedor a doble altura con cocina integrada y sala de instalaciones.

La vivienda, construida con materiales naturales o de origen sostenible, se integra a la perfección en el entorno donde se ubica, a los pies del Montseny. La estructura es de entramado ligero de madera prefabricada en taller, y su fachada ventilada acabada con madera tratada en autoclave gris le otorga personalidad y una estética única, acorde al área arbolado que le rodea.

Se trata de un proyecto de RGA Arquitectes que ha optado por el sistema constructivo de madera, entre otros motivos, por ocasionar un menor nivel de emisiones de CO2, la disminución significativa de la demanda energética, y porque permite maximizar las prestaciones térmicas y de confort, reducir residuos de obra y el tiempo de ejecución.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin