Status

Cinco deportes acuáticos y dónde practicarlos sin salir de España

  • La mayoría de los deportes náuticos se practican de forma individual
  • Así, se puede respetar la distancia social necesaria en tiempo de Covid
  • A continuación, tiene 5 disciplinas acuáticas para practicar este verano
Madrid

Las vacaciones de verano son sinónimo de bienestar, o al menos así las soñamos. Además de las tradicionales comilonas y las horas de descanso que tanto anhelamos durante el año, la época estival es también un buen momento para disfrutar de actividades que, problabemente, no se puedan realizar durante el resto de meses.

Los deportes acuáticos toman una privilegiada posición en este sentido, pues además de ser los más apetecibles para los meses más calurosos, tienen en su haber la seguridad que tanto necesitamos y buscamos tras la crisis sanitaria. Actividades como el buceo, surf, kitesurf, esquí acuático o piragüismo, además de garantizar al usuario la distancia social recomendada, se alzan como las mejores disciplinas para mantenerse en forma durante el estío, porque si de por sí es complicado respetar una rutina de ejercicios, cuando el calor aprieta y las vacaciones comienzan, lo es aún más.

1. Surf

Si hay algún deporte que precisa de técnica y equilibrio es el surf. Esta disciplina, que consiste en surcar las olas de pie sobre una tabla, nacía hace más de 500 años en las islas de Polinesia. No obstante, las cifras que actualmente maneja este sector son del todo interesantes. Según Statistic Brain, la industria global del surfing genera anualmente alrededor de 7,3 billones de dólares, un número que espera que pueda aumentarse en más de 2 billones en 2022. Así, se estima que en todo el mundo existan alrededor de 35 millones de practicantes de surf, a lo largo de 162 países. Como era de esperar, EEUU encabeza el ranking con un total de 13,5 millones de surferos. En Europa, por su parte, hay registrados 4,5 millones de usuarios.

Entre las curiosidades de este deporte, destacamos a John John Florence, el surfista mejor pagado del mundo, que ganó 5.329.200 dólares en 2018, así como la ola más alta del mundo jamás registrada, que alcanzó los 530 metros en la bahía de Lituya (Alaska), en 1958. En cuanto a España, los mejores lugares para realizar este deporte son Asturias, Santander, País Vasco, Galicia y Cataluña, puesto que al haber un oleaje más potente, su práctica es mucho más factible.

2. Piragüismo

El piragüismo, también conocido como canotaje o canoa kayak, es una de las disciplinas acuáticas más recurrentes del verano, ya que no hace falta contar con una formación o técnica muy avanzada para poder disfrutar de este deporte, teniendo en cuenta los diferentes niveles de dificultad que hay en el mismo.

Pese a que en 1840 ya era considerado como deporte, el nacimiento de esta disciplina, tal y como la conocemos hoy, no llegó hasta 1865, cuando el escocés John MacGregor, un abogado residente en Londres, construyó el primer kayak. A lo largo de los años, el piragüismo se ha visto sometido a diferentes cambios técnicos para ofrecer una mayor funcionalidad a la canoa, como la que aportó en 1930 William Fronde, un diseñador naval británico que descubrió que si los kayaks eran más largos, eran también más rápidos y, desde entonces, se transformó la forma de fabricarlos. En España existen numerosos lugares con increíbes rutas para disfrutarlo, entre los que destacan el famoso Descenso del Sella, en Asturias; el Parque Natural del Río Tajo, en Guadalajara; el caudaloso río Bidasoa (en País Vasco y Navarra) o el Parque Natural de las Hoces del Duratón de Segovia, uno de los descubrimientos más afamados de los últimos años.

3. Esquí acuático

Este deporte, también conocido como esquí náutico, es una mezcla entre el surf y el esquí. Nacía en 1922 de la mano de Ralph Samuel, pero hasta la década de los 50 no se puso de moda con la aparición de lanchas más potentes, los trajes de neopreno y los importantes avances en el material. Los deportistas o practicantes esquían sobre el agua agarrados a una cuerda tirada por una lancha de gran potencia (que se desplaza a una velocidad de 56 km/h) realizando maniobras sobre uno o dos esquís. Esta actividad cuenta con múltiples modalidades, como el wakeboard, el wakeskate o el wakesurf, que en vez de desplazarse con esquís, utilizan tablas para el deslizamiento. El mejor lugar para difrutar del esquí acuático son los lagos y pantanos, especialmente en días de viento, ya que es cuando se puede sacar el máximo partido a la disciplina.

En España, los mejores destinos para practicar el esquí acuático son Cabo de Gata, en Almería; Almuñécar y Motril, en Granada, y San Pedro de Alcántara, en Málaga.

4. Buceo

El buceo, también denominado submarinismo y escafandrismo, ha ganado mucha popularidad los últimos años como actividad recreativa o de ocio. Pese a ser una disciplina que requiere de grandes conocimientos y preparación para llevarla a cabo de una manera profesional, sumergirse bajo el agua y explorar las maravillas que allí se esconden es una opción ideal para divertirse. Numerosas investigaciones prueban que el buceo en apnea se ha practicado durante miles de años para conseguir alimentos o riquezas, así como por fines militares. Sin embargo, el buceo con escafandra comenzó a utilizarse sobre todo a comienzos del siglo XIX. El francés Louis de Corlieu cambiaba para siempre el rumbo de este deporte cuando, en 1932, inventó y patentó las aletas de goma, que sustituían a las botas de plomo que se utilizaban anteriormente para poder caminar bajo el agua.

Entre los fondos más destacados para realizar esta actividad en España, se encuentran la isla de Alborán, en Almería; Cap de Creus, en Girona; Castell de Ferro, en Granada; Formentera, en las Islas Baleares, o el Hierro, en Canarias.

5. Kitesurf

El kitefurf o kitesurfing es uno de los deportes que solo podrás realizar si el viento te lo permite. Una cometa de tracción tira del deportista por cuatro o cinco líneas que se sujetan al cuerpo mediante arnés, lo que hace que éste pueda deslizarse sobre el agua encima de una tabla. En cuanto a su historia, aunque sus orígenes parecen ser muy recientes, ya en el siglo XII, en China e Indonesia, se usaban cometas para arrastrar pequeñas embarcaciones. Este deporte no podrá realizarse con el viento de tierra por motivos de seguridad, ya que si hubiera algún tipo de altercado, este no nos dejaría volver a la orilla. Sin embargo, existen sitios específicos donde sí se puede navegar con este tipo de viento, como es el levante en la playa de Valdevaqueros en Tarifa (Cádiz) y la playa de Sotavento en Jandía (Fuerteventura). Las mejores zonas para practicarlo en nuestro país se localizan en la costa atlántica de Andalucía, en el Mediterráneo (Región de Murcia, Comunidad Valenciana, Islas Baleares y Cataluña) y en Fuerteventura.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin