Status

Turismo nacional: Paradores para disfrutar de la gastronomía patria y del patrimonio público

  • Las zonas rurales de España son tendencia durante este verano
  • Una ubicación que garantiza la cadena hotelera Paradores
  • Los hoteles del norte, como el de Costa da Morte, son los más reservados
Parador de Nerja
Madrid

Los rebrotes de contagios por coronavirus que están apareciendo en las diferentes comunidades están quitando el aliento al sector turístico y, por extensión, al hostelero. Porque hasta la fecha estaban afrontando una temporada mejor de lo que se pensaba allá por el mes de marzo, en pleno confinamiento. Así, la mayoría de las cadenas hoteleras del país están abiertas desde comienzos de julio y recibiendo a turistas internacionales, pero sobre todo nacionales, con el ánimo de pasar un verano seguro sin ir muy lejos de casa. Una de esas cadenas es una pública, Paradores, que encara este período estival de la nueva normalidad con optimismo: a comienzos del mes de julio el ente tenía 3.179 habitaciones ocupadas más que en el mismo periodo del año anterior. "Estos datos reflejan que, siempre que exista una situación de normalidad, la previsión de ocupación alcanzaría el 75% en julio y el 90% en agosto", augura Paradores.

Lo cierto es que esta red hotelera ofrece dos de las tendencias turísticas que más se están registrado este verano (tan diferente): huir de las aglomeraciones y disfrutar de un entorno rural. "Las ventas están funcionando muy bien porque los españoles confían en Paradores. Somos un destino muy fiable y vamos a ser ejemplares para conseguir la seguridad de nuestros clientes y empleados", señalado el presidente de Paradores, Óscar López. "Estamos muy orgullosos de que tantas personas se fíen de nosotros en un momento en el que la salud y la seguridad son los elementos más importantes".

Paradores con la máxima seguridad frente al Covid

El objetivo de Paradores durante la desescalada ha sido convertirse en la cadena hotelera más avanzada en protocolos para ser el destino turístico más seguro para clientes y empleados. Para ello ha establecido estrictos procedimientos de higiene y distanciamiento, aplicando con rigor todos los reglamentos oficiales elaborados por el Instituto para la Calidad Turística Española (Icte) y por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, además de reforzarlos con medidas propias pactadas con los sindicatos. Unos métodos de seguridad que se aplican en las zonas de trabajo y en las áreas que utilizan los clientes.

Así, en las recepciones hay mamparas de distanciamiento, procesos más ágiles de check in y check out, desinfección de llaves y corners higiénicos con gel hidroalcohólico y mascarillas. En las habitaciones, por su parte, limpieza reforzada en los mandos a distancia de la televisión -que se estuchan tras ser desinfectados para cada nuevo visitante-, teléfonos, pomos de puertas o grifos.

Este compromiso por la seguridad se ha trasladado también a la oferta culinaria, una de las señas de identidad de la cadena con la que pretende ser agente impulsor de la gastronomía española y el producto de cercanía. Así, en los espacios de restauración se han redoblado los controles en cocina, reduciendo los aforos para ampliar la distancia entre mesas y los cubiertos de cada comensal se disponen estuchados y previamente desinfectados. Las mercancías se limpian a su llegada al parador en un punto de higienización y se desinfectan diariamente. Además, se piden declaraciones responsables a todos los proveedores de Paradores, con el fin de garantizar que se han llevado a cabo los necesarios controles en el origen y en el transporte de las mercancías.

El parador Costa da Morte

Parador Costa da Morte

Los Paradores que más reservas han tenido este año, explica la compañía pública, han sido los situados en el norte de España, lo que encaja con el concepto de veraneo más rural y menos masificado. Así, los hoteles de Baiona (Pontevedra), Corias (Asturias) y Cervera de Pisuerga (Palencia) han visto aumentado el número de reservas para julio y agosto respecto al año pasado. Sin embargo, el Parador del norte, y del resto de España, que ha tenido más éxito ha sido el de Costa da Morte. Inaugurado este año, el establecimiento ha alcanzado una ocupación del 100% para los meses de julio y agosto. Un lleno total lógico porque más allá del nuevo edificio y su localización, la comunidad gallega lleva esperando este hotel desde el año 2003: lo prometió el Gobierno de José María Aznar dentro del Plan Galicia, aprobado tras el hundimiento del Prestige.

Parador costa da Morte

Con una inversión de 25 millones de euros, el Parador de Costa da Morte, emplazado junto a Praia de Lourido, en Muxía, es un edificio de nueva planta y arquitectura contemporánea que se desarrolla en varios niveles adaptados a la topografía de la ladera natural en la que se encuentra, por ello, ofrece espectaculares vistas al mar. Cuenta con 63 habitaciones -cinco de ellas suites-, un área de balneario, salones, zonas comunes, piscina infinita y dos ascensores panorámicos diseñados para salvar la pendiente del terreno que se mueven en sentido diagonal.

Diseñado por el arquitecto gallego Alfonso Penela, es un edificio de casi 15.000 metros cuadrados, construido al borde del Atlántico y completamente integrado en el paisaje gracias a su ubicación sobre terrazas con cubiertas vegetales. Así, la estancia en el Parador es una oportunidad para conocer un entorno natural de gran belleza con increíbles vistas a los acantilados y playas. Y a tan solo media hora del Parador se sitúa el mítico Faro del Cabo Fisterra.

Este nuevo establecimiento, además, tiene el objetivo de condensar la esencia de Galicia, la leyenda de esa zona mágica y la historia del Camino de Santiago. Con este propósito el edificio alberga una interesante colección de arte gallego, con obras de autores contemporáneos tan reputados como Francisco Leiro, con guiños a la rica artesanía de la comarca y con especial acento en la fotografía, tanto histórica como actual.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.