Status

Speedmaster Dark Side of the Moon Alinghi, el fruto de la colaboración entre Omega y el equipo de vela Alinghi

  • Para su manufactura se ha utilizado la tecnología de ablación por láser
  • Posee un movimiento de carga manual ideal para las tripulaciones de los veleros
  • Con un calibre 1865, magistralmente decorado, su precio ronda los 10.300 euros
Omega y Alinghi son dos grandes firmas suizas que comparte su pasión por la innovación y la navegación a vela.
Madrid

La colaboración entre la famosa marca de relojes Omega y el exitoso equipo de vela Alinghi (título mundial en la categoría GC32, D35 Trophy y campeonato de GC32 durante el 2019) se remonta al año pasado, cuando ambas firmas decidieron sellar esta unión con la idea de reunir lo mejor de la precisión, innovación y espíritu pionero de la idiosincrasia suiza.

Fruto de esta alianza, nace ahora el Speedmaster Dark Side of the Moon ALinghi, un modelo que representa los mismos valores y cualidades que ambos socios comparten.

En palabras de Raynald Aeschlimann, presidente y CEO de Omega: "El nuevo reloj se centra en dos grandes firmas suizas que combinan su pasión por la innovación y la navegación a vela. Para estar a la altura de la creación de barcos de última generación de Alinghi, hemos aprovechado una tecnología realmente impresionante, junto con los mejores materiales y un concepto de diseño muy original".

La elección del Speedmaster refleja perfectamente los veloces veleros que (prácticamente) vuelan por el agua. Quizá lo más impresionante es el calibre 1865 magistralmente decorado.

El movimiento de carga manual es ideal para las tripulaciones, por ser de diseño más ligero y delgado. Para realzarlo, Omega se inspiró en el nuevo catamarán TF35 de Alinghi. La ablación por láser da a la platina principal y el puente del barrilete un efecto de nido de abeja, similar al interior del casco negro carbón del catamarán suizo.

La misma tecnología de ablación por láser ha sido también empleada para decorar todos los demás puentes, con un motivo negro carbón inspirado en el material utilizado para el casco del velero.

Para el código de color general, Omega ha relacionado el reloj con el logotipo Alinghi (que incluye el rojo para representar la pasión y el negro para la tecnología). Esto puede verse reflejado en características como la pulsera de caucho perforado negro y rojo, así como la caja de 44,25 mm en cerámica negra de óxido de zirconio.

Junto con una escala taquimétrica en Super-LumiNova, el diseño exterior también es notable por el logotipo Alinghi en el pulsador de inicio y parada, que ha sido creado en barniz rojo.

Dos de las subesferas también llaman la atención. A las 3, se ha incluido en rojo un indicador de tiempo táctico de 4 o 5 minutos, lo que ayuda a la precisión sobre el agua.

A las 6, el diseño tradicional de la subesfera ha sido reemplazado por un disco de aluminio, pulido con chorro de arena y anodizado, que luce el logotipo Alinghi transferido en rojo.

El logotipo del equipo representa la letra 'A' y está inspirado en dos barcos que agitan el mar antes del inicio de una regata. El logotipo gira en el reloj cuando se utiliza la función de cronógrafo.

Ernesto Bertarelli, fundador y presidente de Alinghi, dice: "Ha sido un inmenso placer colaborar tan estrechamente con Omega en este maravilloso y nuevo reloj. A lo largo de nuestra historia, hemos sido muy conscientes de la increíble experiencia de la manufactura de relojería en el cronometraje deportivo y su pasión por la navegación. Así que ha sido una oportunidad muy especial haber trabajado juntos en un reloj y ver ahora los exquisitos resultados".

Su precio recomendado es de 10.300 euros.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.