Status

Siete influencers que se han servido de las redes sociales para fundar negocios que arrasan

  • Chiara Ferragni factura millones de euros con su línea de moda
  • El modelo Oriol Elcacho se ha aventurado con una bodega
  • Manuel Ordovás acaba de lanzar su firma de ropa
Chiarra Ferragni
Madrid

Primero fueron los blogs y el Fotolog, luego llegaron las redes sociales como Twitter y al final surgió Instagram (y Tik Tok, y Snapchat...). Y con ellos llegaron al universo de la moda los influencers (antes conocidos como prescriptores o it-girls o it-boys). De la noche a la mañana pasaron a ser una de las referencias a la hora de dictar tendencias y las marcas se fueron rindiendo a sus pies. Algunos criticaron esta "nueva moda" asegurando que pronto pasaría la fiebre por este tipo de perfiles. Otros, en cambio, sin más, afirmaron que esos "nuevos perfiles" siempre había existido, solo que ahora los teníamos en otro formato.

Lo que sí que es cierto es que los influencers han sabido hacer de su "afición" una profesión, y algunos destacan de manera muy evidente sobre otros, por aportar una visión muy estética y cuidada de la moda. Fotos artísticas, estilismos inolvidables... sus perfiles son verdaderos editoriales de moda.

Pero todo puede caducar, así que no está de más buscar otras fuentes de ingresos por si en algún momento se pasa la fiebre por tu Instagram. Algunos han sabido desarrollar su universo de una manera muy creativa, completando su particular mundo con firmas que respetan el ADN que han querido desarrollar en todas sus acciones. Con cientos de miles de seguidores y esas marcas que se "pelean" por colocar sus productos en sus publicaciones online... por qué rentabilizar eso al 100% y sacarle el máximo beneficio.

Vinculados sobre todo con la ropa, ya sean vestidos o accesorios, cada vez más influencers se lanzan a conquistar también el lado más empresarial de ese sector, y no les va nada mal. Algunos incluso puede presumir de manejar millones de euros en sus cuentas de resultados.

Chiara Ferragni - Chiara Ferragni Collection

Chiara Ferragni

Es posiblemente la "ifluencer" más importante del mundo. Con más de 20 millones de seguidores, Ferragni es sin duda uno de los mayores (y primeros) emporios que han surgido gracias a las redes sociales (con permiso de las Kardashian). Su caso incluso ha sido estudiado por la Universidad de Harvard.

Con Chiara Ferragni Collection, su línea de ropa, factura millones de euros. Cuenta con todo un abanico de lo más completo, desde zapatillas a vestidos, y está presente en todo el mundo con más de 300 puntos de venta e incluso tiene su propia tienda física en Milán. Además, ha desarrollado un código QR para luchar contra las copias ilegales de sus piezas, convirtiéndose así en una referencia en el sector. Queda claro por tanto que lo de Ferragni no es casualidad, es fruto de mucho trabajo y dedicación.

Paula Ordovás - My Peep Toes

Paula Ordovás

Es una de las influencers españolas más seguidas y quizás una de las que más marcada tiene su estética. Todo comenzó con un blog que fue creciendo y creciendo y acabó convirtiéndose en una agencia de comunicación además de un portal de venta online. En Mypeeptoesshop, podemos encontrar todo el universo de Ordovás, desde vestidos de su propia firma hasta de otros diseñadores, accesorios, objetos de decoración... ¡Incluso tiene sección de gastronomía!

Manuel Ordovás - Maour

Manuel Ordovás

El universo Ordovás no se agota solo en Paula. Su hermano Manuel, que sigue sus pasos, también se ha convertido en una referencia para el sector masculino. Y como su hermana, se ha atrevido a lanzar su propia firma de ropa, en este caso enfocada al hombre (un sector que en Mypeeptoes no se cubre). Acaba de lanzar Maour, una firma que propone un estilo relajado donde no importa tanto las tendencias sino el ir bien vestido. Combina piezas atemporales con otras de edición limitada.

Jorge Redondo - Tita Madrid

Jorge Redondo

Y si hablamos de la familia Ordovás, no podemos olvidarnos tampoco de Jorge Redondo, otro "partner in crime". Estilista de Paula, periodista y también influencer, Redondo probó suerte hace ya un tiempo con la firma Tita Madrid. Sus bolsos comenzaron a ponerse de moda y a gozar de bastante reconocimiento lo que le ha acabado animado a lanzar su propia firma de moda, Redondo brand. ¿Quién es su mejor modelo? ¡Justo! Paula Ordovás.

Biel Juste - TwoJeys

Biel Juste

Prefiere presentarse como estudiante de economía y cofundador de la marca de joyería TwoJeys -junto a Joan Margarit, con más de 100.000 seguidores en Instagram-, pero lo cierto es que a este catalán le siguen más de 200.000 personas. Ser un "content-creator" (otra de las formas en las que nos podemos referir a este tipo de perfiles), le ha servido para posicionar la firma justo donde quería, demostrando una gran visión en los negocios. Lo último que acaba de hacer es una colaboración con Manu Ríos, uno de los chicos más seguidos de nuestro país (cuenta con más de cinco millones de followers solo en Instagram), que promete ser todo un éxito.

Garrett Neff

Biel Juste

Los modelos también se han convertido en profesionales que acumulan miles de seguidores. Hablamos en este caso de Garrett Neff, uno de los tops internacionales más importantes de los últimos tiempos que también ha sabido ver la posibilidades que tienen las redes sociales para fundar una empresa. Katama es la suya y está enfocada al mundo del baño, con unos bañadores a los que merece la pena echarles un vistazo.

Oriol Elcacho - Traca i Mocador

Oriol Elcacho

Otro top que ha sabido sacarle un beneficio a su fama es Oriol Elcacho. En su caso no cuenta con perfil público, pero sí su firma... de vino. Traca i Mocador es su apuesta por poner más estilo si cabe en la cultura vitivinícola. Y para las etiquetas lo ha tenido fácil: él pone su imagen.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.