Status

El futuro del sector textil tras la pandemia: cierre de tiendas, auge del e-commerce y más segunda mano

  • "El Covid-19 ha ayudado a una mayor responsabilidad individual"
  • "La segunda mano es la mejor manera de consumir moda sostenible"
  • "En el mejor de los casos se va a producir una recuperación en U"
Madrid

El sector de la moda de segunda mano sigue creciendo a pesar del Covid. Así, ha nacido una nueva plataforma digital de intermediación en la compraventa de ropa y complementos con un posicionamiento premium. Bautizada como Best for Less, está liderada por Carmen Saenz Varona, alta directiva en el sector de la moda y docente en estrategia y sostenibilidad en el Instituto de Empresa y la Universidad Carlos III. Un equipo de Status se acerca a conocer Carmen Sáenz Varona para saber más sobre el sector de la segunda mano y sobre el futuro de la industria textil en la pospandemia.

"Soy una gran defensora de la Responsabilidad Social Individual. Pienso que es necesaria una concienciación de cada individuo, de cada consumidor, para cerrar realmente el circulo que nos permita mejorar la situación de nuestro planeta"

¿Piensa que la crisis del Covid llevará a la sociedad a preocuparse más de dónde y con qué materiales está fabricada una prenda?

Bueno yo creo que la crisis vivida va a cambiar cosas, sobre todo en países como el nuestro que ya vivíamos la sostenibilidad en la moda como una necesidad. Hace ya unos años que doy clases de Sostenibilidad en Moda y Lujo e incluso mi proyecto, Best for less, ha nacido como respuesta a la necesidad de un consumo de moda más sostenible.

En los últimos años se habla mucho de Responsabilidad Social Corporativa y se está exigiendo a las empresas de moda, tanto por parte de los gobiernos como de sus propios clientes, un cambio que les permita proveer de una moda más sostenible, que les permita incluir la economía circular en todas sus estrategias. Dicho esto, y teniendo claro el papel de la RSC, soy una gran defensora de la Responsabilidad Social Individual. Pienso que es necesaria una concienciación de cada individuo, de cada consumidor, para cerrar realmente el circulo que nos permita mejorar la situación de nuestro planeta.

Y sí, creo que el COVID ha ayudado a una mayor responsabilidad individual. Creo que por primera vez nos hemos visto realmente obligados a una mayor concienciación de nuestros actos y espero y deseo que esto ayude a una evolución importante del RSI que hará que realmente nos preocupemos del impacto de nuestro consumo.

¿El sector de la segunda mano seguirá creciendo tras la crisis del Covid?

Sin duda. La segunda mano es la mejor manera de consumir moda de manera 100% sostenible. Se habla mucho de la Moda Sostenible, que va muy ligada a los procesos de producción y a los materiales que se utilizan. Sin embargo, se habla menos de cómo se puede ser sostenible vía el consumo. Hay estudios que confirman que utilizamos sólo entre el 30% y el 50% de nuestro armario y que nos ponemos las prendas una media de entre 3 y 5 veces antes de desecharla. Por ello, está claro que hay mucho que se puede conseguir simplemente apoyando la optimización del consumo de las prendas ya fabricadas. Y es aquí donde la 2º mano juega un papel fundamental.

Dicho esto, el principio del boom de la segunda mano estuvo ligado a la crisis de 2009 con la aparición de empresas como Vestiaire Collective o de Vinted. Y la sostenibilidad solo ha venido, en los últimos años, a reforzar esta tendencia. Por ello creo que la unión, en estos momentos de esos dos factores, una posible crisis económica y una mayor concienciación por parte de los clientes, vendrá a seguir haciendo crecer el peso de la segunda mano en el consumo de moda.

"Aunque en un primer momento se habló con mucha esperanza de una recuperación en V, estoy convencida que vamos a ir, en el mejor de los casos a una U"

¿Cómo piensa que se va a producir la recuperación del sector textil?

Me temo que va a ser pausado porque, sin querer ser agorera, creo que la recuperación de la crisis también será más lenta de lo deseado. Está claro que esta ha sido una crisis sanitaria, pero con un impacto muy importante en la economía en general por lo que la paralización ha supuesto para los diferentes sectores y para el consumo. Por ello, aunque en un primer momento se habló con mucha esperanza de una recuperación en V, estoy convencida que vamos a ir, en el mejor de los casos a una U y, evidentemente, deseando que esa U sea lo más rápida posible.

¿Prevé que se produzcan cierres de tiendas físicas por el auge de la venta online?

Ya hay análisis que confirman que el avance digital en estos meses ha sido exponencial. Se dice que hubieran sido necesarios dos años en condiciones normales para llegar a los niveles alcanzados en sólo 3 meses. Parece claro que esto, unido a la crisis prevista para los próximos meses, va a causar el cierre de tienda físicas.

Dicho esto, yo quiero pensar que, debido al peso que estaban tomando las experiencias en nuestros hábitos de consumo en los últimos tiempos, el retail podría tener un papel importante para sustituir a esos viajes y experiencias que, de momento, parece van a disminuir. Creo, por ello, que ese customer journey del que tanto hemos oído hablar va a jugar un rol fundamental en los próximos meses, años, y para que esa experiencia cliente sea redonda no debemos olvidar el papel del off-line así que creo que se abren también oportunidades para las tiendas físicas a aprovechar.

¿Piensa que el sector del lujo también se va a abonar al e-commerce?

Yo pienso que es algo que ya está haciendo y además de manera bastante estratégica. Se ha comentado mucho la compra por parte de Richemont de Net-a-Porter y el precio pagado por ello. Sin embargo, parece cada vez más evidente que fue una apuesta bastante acertada. También vemos como LVMH ha lanzado 24S, basado en le Bon Marche, con un objetivo comercial pero también de acceder a esos datos tan necesarios y deseados hoy en día para conocer al cliente. Por otro, lado, el hecho de que entrar en China para cualquier marca de lujo hoy en día pasa por Alibaba con su división de lujo TMall, es algo perfectamente asumido.

Así que pienso que el lujo definitivamente se ha abonado al digital como parte de su customer journey y experiencia cliente y que el peso del online en la cifra global de una marca dependerá, principalmente, de sus productos y precios, y de su clientela.

¿Un aumento del teletrabajo puede producir una disminución del gasto en moda?

Es cierto que hay muchas dudas al respecto. ¿Nos arreglaremos menos al trabajar más en casa? Esa parece la gran pregunta. Yo creo que quizás nos arreglemos diferente, pero…no menos. Somos un país que siempre ha dado importancia a la moda y a nuestra manera de vestir y creo que lo que hemos vivido no va a cambiar esto. Quizás en un primer momento, por el impacto de la situación, hemos estado más paralizados y no hemos prestado tanta importancia a nuestro look pero, quiero pensar que volveremos a ser uno de esos países, como Italia o Francia, en los que cuando sales a la calle ves a gente elegante que ha prestado especial atención a su look y a su imagen.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin