Status

Así es la firma joyera española que apuesta por la gestión sentimental para sortear la Covid

  • Vidal&Vidal, firma de joyas española con sede en Menorca
  • En 2019 la empresa cerró con una facturación de 11,5 millones
  • Jesús Vidal utiliza la "gestión emocional" para hacer frente a la crisis
Madrid

La crisis sanitaria del coronavirus ha hecho que la capacidad de reacción de las empresas sea clave para su supervivencia. En esta coyuntura, aferrarse a creencias pasadas o a modus operandi que antes funcionaban es un error que nos impide avanzar. Así lo piensa Jesús Vidal, premiado como Protagonista del año en el ámbito empresarial 2019 en la isla de Menorca y director general de la firma española de joyas Vidal&Vidal.

El empresario, que consiguió facturar un total de 11,5 millones de euros en 2019, cuenta en una entrevista con Status cuál ha sido su plan de acción para sortear el golpe de la Covid-19. La marca que fundó en 1998 en Menorca junto con su hermano Carlos Vidal cuenta actualmente con 200 trabajadores y se distribuye en España en 450 de tiendas especializadas seleccionadas y en la totalidad de los centros del El Corte Inglés, además de Suecia, Canadá y el Caribe fuera de nuestras fronteras.

"Si algo tenemos bueno las pymes es que contamos con más capacidad de reacción que las grandes corporaciones. Esto es una oportunidad que tenemos que aprovechar. Cuando empezó la Covid, por la que hemos tenido que cerrar durante tres meses, tuvimos claro desde un primer momento que teníamos que poner en marcha un plan de sostenimiento de los equipos de trabajo", explica Vidal. El empresario pensó en la importancia de acompañar sentimental y psicológicamente a sus empleados durante este proceso, ya que "cada persona vivió una realidad muy diferente y el estado de ánimo de cada trabajador es muy importante; primero por su felicidad y después por el negocio", completa el menorquín.

Este método de trabajo no surgió de la nada, y Vidal hace hincapié en que "las cosas no se consiguen de un día para otro". Desde que fundó su marca de joyas, posicionó al vendedor como el centro de la estrategia. "El sector de la joyería es un segmento donde hay muy emoción y sentimiento en cada joya. Desde hace tiempo llevamos trabajando en el mismo sentido, y es en el de aportar ese toque diferenciar a través de esa conexión con el cliente. Para ello, la vendedora debe tener las herramientas adecuadas para poder hacerlo, y tras el Covid era importante que el equipo siguiera preparado emocionalmente", remata. Una forma de trabajar que surge, directamente, de su forma de ver la vida: "Ya que tenemos que estar mucho tiempo en el trabajo, debemos estar felices. Así es como mejor salen las cosas".

Así pues, después de meses de tensión e incertidumbre, la empatía se vuelve, más que nunca, imprescindible. Por este motivo, Vidal considera que la parte emocional se va a volver muy importante en gran parte de los negocios, lo que se traduce en una buena noticia para el suyo que ya llevan años de avanzadilla.

Hábitos de consumo

El coronavirus lo ha transformado todo. También, la forma de comprar. Para Jesús Vidal este periodo de confinamiento ha servido para darnos cuenta de que "no necesitamos tanto", y que las compras por impulso, que estaban cada vez más descontroladas, están "relajándose" cada vez más. "La gente está buscando otras cosas, una relación que va más por el valor-producto que por el consumismo puro y duro; todos tenemos que apostar por el valor", explica.

En cuanto a los estragos que ha dejado la pandemia en sectores como el suyo, el empresario admite el problema del sobrestock que están teniendo. "Todos los que nos dedicamos a este sector tenemos sobrestock, y quien diga lo contrario, no le creo. En el sector de la moda vamos siempre muy adelantados, y aunque ahora haya campañas fortísimas de rebajas, no creo que haya un sobre consumo a la par", asiente.

Un hecho que le hará llegar al mes de diciembre con cuotas inferiores al 80% del mismo mes del año anterior, pero que confía recuperar para el 2021 (siempre y cuando no haya otro rebrote), usando la observación del nuevo panorama como estrategia añadida a su ya puesto en marcha "plan de emociones".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin