Status

¿Qué consecuencias ha tenido el confinamiento en el sexo? Sí, las ha tenido

  • El confinamiento ha producido una inhibición del deseo sexual
  • Sin embargo, se ha producido un aumento de la autoestimulación
  • El sexo tras el confinamiento: sin besos ni posturas cara a cara
Madrid

El 21 de junio es la fecha marcada para que el estado de alarma de un paso atrás en favor de la nueva normalidad. Una que viene con mascarillas, distancia social, aforo y playas parceladas. Lo cierto, el coronavirus no solo está siendo una crisis sanitaria y económico, sino también de estilo de vida: casi en el olvido han quedado los abrazos, los besos y las grandes celebraciones. Y, ¿el sexo?

Lea también: Diez recomendaciones para dormir mejor durante el confinamiento (y cuidar así nuestras defensas)

Lea también: Nueve consejos para conseguir una mejor meditación en casa

Una vez anunciado el confinamiento como método más eficaz para evitar el contagio, fueron muchos los que se animaron a predecir cosas casi opuestas: o bien divorcios masivos o el nuevo baby boom del siglo XXI. Vaticinios, en principio, opuestos que venían motivados por la idea de que la pareja iba a estar 24 horas juntos, con teletrabajo e hijos mediantes. El tiempo dirá cual de las dos profecías se instaura en la línea de al verdad. Por el momento, el confinamiento lo que sí que ha dejado es un cambio en la vida sexual.

Inhibición del deseo sexual

El confinamiento y la propia pandemia del Covid-19 ha inhibido el deseo sexual tanto dentro como fuera de la pareja, un fenómeno que perdurará, salvo en los más jóvenes, más allá del fin de la cuarentena, ha explicado a Efe el vicepresidente de la Sociedad Catalana de Sexología, Antonio Bolinches. El psicólogo clínico y terapeuta de pareja ha señalado que el temor a contagiar o a que nos contagien nos llevará a ser más "evitativos" con la sexualidad y a preferir la autosatisfacción o el sexo cibernético.

"Como consecuencia de los consejos de distanciamiento social, durante un tiempo se le dará una importancia relativa a la sexualidad. Del mismo modo que hay una crisis económica que tendremos que superar, también habrá una crisis de confianza con lo que respecta al contacto físico", ha afirmado el autor de Sexo sabio o El secreto de la autoestima. ¿Dejará entonces la gente de enamorarse y acostarse con extraños? Para Bolinches, en el tiempo "inmediatamente posterior" a la crisis del COVID-19 "sí habrá una repercusión evitativa no solo a la sexualidad, sino a la afectividad y a todo tipo de contacto interpersonal".

Aumento de la masturbación y gasto en juguetes sexuales

Esta apreciación del experto también lo indican los datos. Una encuesta elaborada por Lelo, marca sueca de juguetes eróticos de lujo, entre más de 700 españoles reveló que el 26% de los españoles estableció la masturbación como una de sus actividades preferidas para mantenerse entretenido durante la cuarentena. "La masturbación puede suponer una forma placentera y sana de reducir el estrés en un contexto como el que vivimos desde hace semanas. Hormonas como la oxitocina o las endorfinas, liberadas al alcanzar el orgasmo, tienen numerosos beneficios en nuestro organismo. Así, llegar al clímax a través de la autoestimulación nos ayudará a sentirnos más felices y relajados", explican los expertos de la compañía.

Además Lelo ha registrado un aumento de ventas en su página web del 72% algunos días comprendidos entre la última semana de marzo y el mes de abril. "Actualmente, nos mantenemos en un incremento del 33% respecto al mismo periodo del año anterior, pero durante algunas semanas hemos experimentado picos mayores".

Divorcio en la pareja

Otra consecuencia que ha destacado el vicepresidente de la Sociedad Catalana de Sexología, Antonio Bolinches, es  la sexualidad en las parejas, un asunto sobre el que influirá las distintas visiones sobre la gestión de la pandemia de sus miembros, que, por precaución o a consecuencia de un contagio, ya están en muchos casos durmiendo separadas. "No tengo duda de que a quien más va a afectar es a las parejas. Como ya se ha dicho estos días, los divorcios crecerán", ha afirmado.

Según su estimación, el 20 % de las parejas que se han confinado juntas romperá su relación tras la cuarentena por desgaste previo o decepción sobre la gestión de la crisis entre ambos. "El otro 80 % se reparte entre una minoría que se habrá fortalecido y el resto de parejas que habrán quedado tocadas, pero podrán ir recomponiéndose progresivamente, en algunos casos necesitando terapia", ha añadido. Y todo ello porque "el confinamiento genera tensión, frustración, ansiedad y malestar psicológico, que no son facilitadores de la sexualidad", ha señalado.

Fantasías sexuales con terceros

El trabajo de campo de SexPlace.es, tienda online, también ha revelado que la actividad sexual de la sociedad española ha descendido cerca de un 70% entre personas con y sin pareja. Los principales motivos por son: estrés (83%), preocupaciones familiares (33%) o laborales (94%), fricción en la convivencia (99%).

Otro dato revelador de la encuesta realizada por la tienda online es que se dispara la intención de infidelidad entre las parejas más jóvenes que han tenido que pasar este confinamiento separados. Según los datos de la encuesta de SexPlace.es, el 57% de estas parejas consultadas  aseguran que desean tener sexo pero que probablemente lo tengan con otras personas que no son su pareja durante este verano.

Sexo tras el confinamiento: sin besos ni posturas cara a cara

Limitar los besos con lengua y evitar posturas sexuales "cara a cara" son algunas de las recomendaciones que se deben seguir a la hora de retomar la actividad sexual y prevenir el contagio por Covid-19 tras el confinamiento, ha informado a Efe el director del Instituto Andaluz de Sexología, Francisco Cabello. "En las relaciones sexuales que tengan lugar en este periodo lo más peligroso son los besos linguales, ya que la mayor concentración del virus está en la saliva", asegura el psicólogo y sexólogo malagueño.

Aunque indica que las parejas que no han estado confinadas juntas pueden tener sexo, recomienda tomar precauciones. Señala que alguno de los dos puede estar infectado y no presentar síntomas, por lo que, para evitar el contacto boca a boca y reducir la probabilidad de contagio, a su juicio lo más recomendable durante este periodo es practicar posturas que eviten ese contacto.

No obstante, el sexólogo alerta de que si se empiezan a manifestar síntomas sería "tremendamente arriesgado" mantener relaciones sexuales directas. Sin embargo, apunta que sí sería aconsejable tener sexo de otras maneras. "Pueden desde contarse fantasías eróticas, a hacerlo vía 'on line' o mediante autoestimulación en solitario o en conjunto". Pero advierte: "Siempre manteniendo la distancia de seguridad".

comentariosforum2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

José
A Favor
En Contra

El sexo, fue, es y será siempre igual, es un acto incontrolable donde, en la mayoría de los casos, aparece el instinto más primario.

Puntuación 7
#1
Añoranza
A Favor
En Contra

Yo sólo sé que antes del confinamiento mi hija se acostaba sobre las once y ahora no hay manera que se vaya a dormir y cuando se va a las tantas uno solo le quedan ganas de dormir

Puntuación 0
#2