Status

París bien vale una joya: entrevistamos a Claire Choisne, directora creativa de Boucheron

  • Es la responsable de mantener vivo el espíritu de la 'Maison'
  • Su sede central -en el nº 26 de la Place Vendôme de París- lleva allí desde 1893
  • Su última colección se llama 'Signature'
Claire Choisne, directora creativa de Boucheron
Madrid

Cuentan que Frédéric Boucheron buscaba crear un collar elegante y sencillo de poner para que ninguna mujer necesitara ayuda para lucirlo. Lo logró en 1879 con el desarrollo del Point d'Interrogation, el diseño más genuino y reconocible de una de las casas de joyas más exclusivas y exquisitas de todo el mundo.

Boucheron llevaba 20 años en el negocio de la joyería cuando creó aquel collar sin cierre y con silueta de signo de interrogación; combinación perfecta de técnica y estética, cuyo versátil diseño permitiría a sus herederos revisar y actualizar la pieza.

Porque esa es una de las esencias de la Maison: no perder el pulso de la modernidad, sin olvidar nunca la herencia de Boucheron. Y si hay alguien que debe tener presente esa filosofía es Claire Choisne, directora creativa de la firma.

En ese sentido, Choisne explica a Status que "para dar una visión contemporánea del espíritu de Boucheron me concentro más en la filosofía de la casa que en una estética particular"

y recuerda que cuando empezó a trabajar en la empresa pasó mucho tiempo estudiando los archivos "para poder entender la filosofía de la Maison. Pronto me di cuenta de que la filosofía de Boucheron se basa en la libertad creativa tanto en términos de técnicas como de materiales y conceptos, buscando siempre ofrecer a la mujer la máxima versatilidad".

Desde entonces, Choisne se dedica a una búsqueda constante de nuevos procesos técnicos, artísticos y estéticos: "Estoy tratando de diseñar nuevas formas de joyería, creando piezas atrevidas e introduciendo materiales inusuales".

No obstante, la directora creativa de Boucheron no cree que haya que elegir entre un estilo moderno o uno más clásico, sino distinguir entre estatus y estilo: "Hubo un tiempo en el que las joyas fueron un símbolo de estatus, pero hoy cada vez más mujeres compran piezas de alta joyería porque desean usarlas, no dejarlas en una caja fuerte. Se está convirtiendo en un accesorio de lujo, y eso permite que las mujeres encuentren su propio estilo. Afortunadamente, las joyas de hoy también pueden ser divertidas y modernas".

En 1893, el Hôtel de Nocé, en el 26 de la Place Vendôme, en París, se convirtió en la sede central de Boucheron. Con motivo del 160 aniversario de la firma, en 2018 se acometió una renovación del local, que volvió a abrir sus puertas a comienzos de 2019, y que supone ahora más que nunca la quinta esencia del espíritu de la casa. No en vano, esta boutique siempre ha representado para muchos el epicentro de la joyería francesa.

"Toda nuestra historia, nuestros valores, están reunidos en Vendôme. Realmente lo sientes como un hogar familiar, hay una gran sensación de calidez. Incluso le dedicamos una pieza de nuestra colección High Jewelry, llamada Paris, vu du 26", apunta Choisne.

Precisamente con la colección Signature, la más reciente de Boucheron, Claire Choisne ha querido rendir un homenaje a la historia de la firma, recuperando una vez más el icono atemporal que supone el collar Point d'Interrogation, para ofrecer ocho nuevas reinterpretaciones del mismo: "Algunas creaciones son bastante similares a las piezas de archivo, porque ya son perfectas.

Otros diseños sí son completamente nuevos". En definitiva, advierte Choisne, las joyas son "una forma de expresar tu personalidad, por eso la elección de la pieza adecuada y su forma de usarla dice mucho sobre nosotros".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin