Status

Mamparas divisorias de lujo, el negocio que ha despertado el interés de los inversores

  • La arquitecta Lola Rúa presenta una colección de mamparas de diseño
  • "Varios inversores nos han llamado interesándose por el negocio"
  • "Barcelona, Valencia y Madrid son las ciudades con más peticiones"
Mamparas de diseño exclusivas de Lola Rúa.
Madrid

La primavera 2020 va a quedar grabada en los libros de historia para siempre, y todo lo que con ella ha cambiado. La forma de relacionarnos, trabajar y desarrollar nuestras rutinas más comunes se ha tenido que transformar para garantizar nuestra seguridad, así como los espacios y objetos que nos rodean. En este sentido, negocios que antes pasaban desapercibidos se han convertido en los más demandados durante los últimos meses, como, por ejemplo, el caso de las mamparas divisorias de diseño exclusivas de Lola Rúa.

La fundadora y directora creativa de Efémera Studio y arquitecta e impulsora del Diseño Emocional y Experencial de espacios, ha desarrollado una iniciativa bautizada como Un jardín por frontera, con la intención de inmortalizar la primavera 2020 en sus diseños.

Rúa ha desarrollado una colección de mamparas de diseño exclusivas como solución para el teletrabajo, la conciliación y la mayor seguridad en los establecimientos hosteleros y hoteleros. Con estos diseños, es posible crear nuevos espacios en el hogar, ahora que se torna tan necesario, o asegurar la obligada separación entre personas en hoteles o restaurantes, acompasando, a su vez, un cuidado y exclusivo diseño.

Lola Rúa, arquitecta y diseñadora.

¿Cómo lleva a cabo la fabricación de estas mamparas? 

La primera línea que hemos sacado está hecha a base de flores frescas, previamente prensadas y secadas, procedentes del excedente de viveros y campos de cultivo que no han podido ser vendidas debido a estos meses de confinamiento. De esta forma reactivamos el sector de la flores. El proyecto Un jardín por frontera nació con la finalidad de homenajear la Primavera 2020 ayudando a un sector tan perjudicado como el de las flores que está pasando desapercibido por un lado y, por otro, ayudar a los locales y negocios de la hostelería que están viendo como menguan sus empresas.

Esas flores frescas se introducen entre dos láminas de policarbonato transparente de alta calidad, que se embute sobre una estructura de aluminio con tres posibles acabados: en oro, cobre u óxido a elegir.

Tenemos varias medidas standard disponibles para que puedan ser utilizadas de forma autoportante y con ruedas, o bien que se puedan combinar entre ellas para crear espacios en forma de "L" o en pequeños habitáculos cerrados.

Son piezas de diseño y de mucha calidad, pensadas para que puedan tener múltiples usos tras la pandemia y que la inversión se haga desde una perspectiva práctica, funcional y elegante con visión de futuro.

En la segunda línea, las ilustraciones de flores que evocan la primavera son las protagonistas.

¿Qué acogida están teniendo entre las diferentes empresas?

Hace apenas dos semanas que sacamos el producto al mercado. La acogida es muy buena y el feedback muy positivo. Incluso en las en la redes sociales está siendo muy alabado y compartido.

Por el momento, hemos preparado ya varios presupuestos y nos han llamado varios inversores interesándose por el negocio.

Uno de los bocetos de las mamparas divisorias de lujo de Lola Rúa.

¿Cuántas empresas (desde su lanzamiento) han optado ya por contar con este material? ¿en qué ciudades tienen más éxito?

Nos están llamando empresas cuya imagen de marca es el factor clave de venta y uno de sus valores diferenciales. Hoteles, restaurantes, boutiques, tiendas y oficinas de alta gama son los que muestran mayor interés.

Barcelona, Valencia y Madrid son las ciudades de las que recibimos más peticiones de proyectos y propuestas.

¿Cree que el uso de mamparas ha llegado para quedarse?

Las mamparas son un artículo que ya estaba entre nosotros, pero quizás no se habían desarrollado soluciones decorativas de calidad porque no existían una necesidad y una demanda tan explicita como ahora. Dese luego que han llegado para quedarse y para convertirse en un objeto de mobiliario-revestimiento especial y cuidado.

En cuanto a la utilización como medida de seguridad y protección en lugares públicos, creo que estarán al menos un par de años con nosotros y que en muchos locales se van a convertir en una pieza más que complementará el espacio.

¿Para qué lugares están pensados sus diseños?

Están pensados y diseñados para hoteles, restaurantes, tiendas, oficinas, espacios públicos y privados o viviendas que quieran separar y/o proteger ambientes con un objeto de diseño exclusivo, especial, y quieran sentir de cerca la primavera.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin