Status

Rutinas belleza durante el confinamiento: hombres más 'dejados', consejos de expertos y éxito online

  • Observatorio de Uala sobre la reapertura en el sector de la belleza
  • Los hombres se han desatendido más que las mujeres
  • Las principales marcas de belleza prevén un aumento del 55% en la venta online
Dreamstime
Madrid

El 25% de las personas de entre 50 y 60 años ha adquirido, por primera vez y de forma online, productos de belleza durante el confinamiento, seguidos de los mayores de 60 años, con un 22% del volumen. De esta forma, los mayores de 50 son los que, durante esta crisis y por primera vez, han comprado más productos de belleza a través de internet; es decir, el Covid-19 ha supuesto una aceleración de la digitalización en el sector.

Así lo revela el `Observatorio sobre el comportamiento y las expectativas de los consumidores, los profesionales y las empresas del sector de la belleza en la nueva normalidad´, realizado por Uala, el sitio web y aplicación líder en el sur de Europa dedicado al mundo de la belleza.

El estudio analiza cuáles han sido los hábitos de los usuarios durante el confinamiento y en qué lugar queda su relación con los centros de belleza tras la reapertura. En este análisis han participado 537 salones de belleza y más de 4.200 usuarios de los tres principales países europeos en los que opera el grupo: Italia, Francia y España. También han sido entrevistados los directores generales de las principales marcas del sector de la belleza.

Incapaces de poder acudir a la peluquería o centro de estética, el 84% de los encuestados reconoce haber cuidado de su aspecto en casa; mientras que entre los que no se han preocupado, han sido más los hombres los que han desatendido su belleza (24%) frente al 14% de las mujeres. De ese porcentaje que sí ha prestado atencíon a la estética, el 17% de las mujeres y el 11% de los hombres confirma que compraron online productos profesionales.

Los usuarios son conscientes de que no pueden reproducir o sustituir el trabajo de los profesionales y por ello aseguran haberles pedido ayuda y consejo para llevar a cabo los tratamientos en casa. Y en esta línea, el 38% de los salones españoles afirma haber empezado a vender productos de belleza profesional a través de internet durante el confinamiento. Desde Uala señalan que se trata de un aumento notable ya que tan solo el 12% lo había hecho de forma previa antes de la crisis. El canal online es hacia donde ya mira la industria, ya que el 41% de los directivos de las principales marcas de belleza prevé un aumento del 55% en la venta online después de la cuarentena. Un incremento reseñable teniendo en cuenta que este canal constituía entre el 0% y el 5% del volumen total de ventas antes de la crisis.

Esta tendencia plantea un desafío para los salones de belleza a ser uno de los protagonistas que absorba el aumento en la demanda online. Uala califica este aspecto como un reto debido a que el 25% de los consumidores encuestados está dispuesto seguir utilizado los productos a pesar de haberse producido la reapertura de los centros. Y es que, en un 73% de los casos, los canales más utilizados para la búsqueda y adquisición de productos han sido las páginas web oficiales de las marcas o los sitios de comercio electrónico multimarca. El 27% restante pidió consejo a los profesionales de confianza, pero tan solo la mitad de los casos cerró la compra en el salón.

Ante este panorama, muchos directivos aún no son conscientes de la importancia de la venta de productos online: "La encuesta muestra una cierta reticencia del sector con respecto a la innovación, que corre el riesgo de ser la gran oportunidad perdida por los salones de belleza en un futuro", asegura Giampiero Marinò, COO de Uala. Sólo el 28% de los salones de los tres países considera que el canal digital es esencial después del cierre y, en el lado opuesto, el 31% lo considera sólo como una herramienta temporal o a la que se oponen sustancialmente. "Sin embargo, la nueva normalidad, que ha acelerado el ritmo de la digitalización en varios frentes, probablemente obligará a los salones a hacerse cargo también de este área y recuperar así parte de su volumen de negocios", reconoce Marinò. Del análisis del estudio, desde Uala reconocen que los salones tendrán que contar con un sitio de comercio electrónico funcional y estar alineados con los precios de mercado de las páginas web de las marcas y sitios multimarca.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin