Status

Entornos más humanos, éticos y armoniosos: la hoja de ruta pospandemia del diseño español

  • Conclusidones del informe OED-Observatorio Español del Diseño
  • Una hoja de ruta para empresarios y profesionales del diseño
  • "Sebemos asumir el reto de repensar nuestros espacios"
Madrid

El sector industrial del hábitat del diseño que reúne a empresas que fabrican muebles, aparatos de iluminación, textiles, revestimientos y complementos decorativo ha presentado una "hoja de ruta" para un sector con un volumen de facturación de 4.608 millones de euros que emplea a 62.630 profesionales. Así lo ha explicado, esta mañana a Efe, Juan Mellén presidente del Design Institute of Spain, quien considera que en un momento de crisis como el actual, el sector, que aporta al PIB el 10,1%, y el 9,4% del empleo, según el último informe OED-Observatorio Español del Diseño, debe "aportar respuestas mirando hacia el futuro".

Se trata de una hoja de ruta dirigida a empresarios y profesionales del mundo del diseño que tradicionalmente "han absorbido las mutaciones sociales y culturales, habiendo generado un dilatado capital cultural" y prestigio a la incorporación de nuevas tecnologías, nuevos materiales o nuevas reglas de marketing y de diseño, que sitúan a las empresas del Habitat. El objetivo, según Mellén, es apelar a la búsqueda de la transformación de nuestro hábitat, un reto "fascinante" para superar de la manera más "eficaz y eficiente" la situación en la que nos encontramos.

Manuel Lecuona, Catedrático en Gestión de Diseño en la UPV-Universitat Politècnica de València, uno de los cinco expertos que ha participado en el manifiesto, considera que "debemos asumir el reto de repensar nuestros espacios, avanzando hacia la construcción de un entorno más humano, ético, creativo y armonioso" que facilite la interacción y la participación social.

Lecuona apela al modo de vida mediterráneo "cimentado en una larga tradición de sociabilidad, creatividad, cooperación, alegría y resiliencia", que se ha visto "transformado" e invita a "actualizar nuestra identidad como país y proyectarla a nivel global" con propuestas que respondan a la demanda general de una sociedad más humana.

Salvi Plaja, director de diseño de Simon y presidente de la asociación de diseñadores industriales ADI-FAD, señala que hay que desarrollar soluciones que mejoren la "eficiencia de los espacios" de trabajo, de educación, de ocio y sanitarios para "garantizar la prevención de contagios" y así minimizar las consecuencias negativas económicas, psicológicas y sociales de la pandemia. "Nuestro mayor desafío será conseguir que el distanciamiento físico no se convierta en un distanciamiento social", apunta Plaja.

Juan Carlos Santos, consultor en marketing y diseño especializado en análisis de tendencias, apuesta por el compromiso con el made in Spain resaltando la "modernidad, competitividad e innovación" como sus referentes, generando un "modelo económico que ofrezca confianza, identidad cultural y capacidad de influencia global" en el proceso de transformación del entorno.

Juan Mellén señala que, entre las conclusiones del manifiesto, se encuentra crear un plan estratégico proactivo entre todas las entidades políticas, económicas y empresariales, para renovar la fisonomía del nuevo sector del hábitat diseño. Además de los cambios que deberán afrontar las empresas, el director del Design Institute of Spain solicita a las instituciones que se incentiven las compras públicas innovadoras y verdes que premien y estimulen la innovación en el sector; potenciar los planes de rehabilitación para estimular demanda y apostar por la ayuda a empresas que sirvan de modelo y arrastre en el sector.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin