Status

La historia de 'Pink Star', la joya más cara jamás vendida en una subasta

  • El anillo fue vendido en Hong Kong por más de 70 millones de dólares
  • Un diamante de rosa intenso, de 59,60 quilates, y tipo Ila
  • Recorrido por el rubí, la tiara y el diamante blanco más caros
'Pink Star', la joya más cara del mundo.
Madrid

El color, la pureza, el peso y la talla son los cuatro factores que determinan el valor de un diamante, y Pink Star cumple los máximos estándares en cada una de las partes. Esta pieza fue vendida en 2017 por 71,2 millones de dólares por la casa de subastas Sotheby's a un comprador asiático, y todavía no le han levantado el récord de la joya subastada más cara de la historia.

Se trata de un diamante rosa intenso, de 59,60 quilates, con un tamaño de 2,69 por 2,06 centímetros, de forma ovalada y libre de impurezas, que ha recibido la mayor calificación en color y calidad por el Instituto Gemológico de América (GIA), y que, además, se encuentra dentro de un subgrupo del 2% de diamantes conocido como Tipo Ila, que son químicamente los más puros y de una transparencia óptica extraordinaria. Y es que, desde que fueron descubiertos en las minas de la India hace varios siglos, los diamantes rosas han estado entre los más codiciados y apreciados por los expertos, por lo que algunas de las piedras más importantes de la historia, como como el Williamson, el Hortense, el Darya-i-Nur y el Agra, son de este mismo color.

'Pink Star'.

La piedra del Pink Star fue extraída por el grupo De Beers, la empresa de diamantes más importante del mundo, en África, en 1999. El diamante proviene de una piedra en bruto de 132,5 quilates, que se tardó más de dos años en cortar y pulir en el taller Steinmetz.

La subasta de esta impresionante joya se realizó en Sotheby's Hong Kong, en una sala donde estaban presentes más de 200 compradores. Sin embargo, y en menos de diez minutos, fue Chow Tai Fook Enterprises, uno de los conglomerados de empresas hongkonesas con más importancia en el sector de la joyería, los casinos y la inmobiliaria, quien la ganó telefónicamente.

Un largo recorrido

Antes de llegar a las manos del magnate asiático, esta joya se había podido contemplar en diferentes ocasiones, y hasta tuvo un casi-comprador en 2013. En el 2003, se mostró al mundo por primera vez en Mónaco. En el mismo año, fue expuesta en el Instituto Smithsonian de Washington DC, junto con otras siete joyas inéditas, como el De Beers Millennium Star, Allnatt y el Moussaieff Red. Más tarde, entre 2005 y 2006, Pink Star fue la atracción principal de la exposición Diamonds, en el Museo de Historia Natural de Londres. En el año 2013, el anillo fue subastado por primera vez en la casa de subastas de Sotheby's Ginebra (Suiza), el lugar donde se ejecutan muchas grandes operaciones en el mercado de la subasta. Así, la pieza fue vendida a un comprador norteamericano por una cifra aún mayor que la actual, pues alcanzaba los 83 millones de dólares, pero el cliente nunca terminó de efectuar la transacción.

Antes que Pink Star, el récord lo tenía The Graff Pink, un diamante rosa intenso de 24,78 quilates, tipo Ila, que fue subastado en 2010 por 46,2 millones de dólares.

Algunas de las joyas más caras del mundo

Las diez piezas más caras jamás vendidas en las salas de subasta de Sotheby's han encontrado comprador en los últimos diez años. Con pujas realizadas en sus sedes más importantes (Ginebra, Nueva York y Hong Kong), estas piedras preciosas hoy están en las manos de coleccionistas de todo el mundo. Algunas de ellas, en sus diferentes categorías, todavía no han encontrado competidor ni venta que las supere.

Diamante blanco

Solo se han vendido 10 diamantes blancos de más de 100 quilates en una subasta. Seis de ellos en Sotheby's, y cinco en los últimos diez años. En 2013, en Sotheby's Hong Kong, un diamante de 118.28 quilates con codiciado "D Color" y claridad impecable, rompió un nuevo récord en subasta cuando alcanzó un precio de 30 millones de dólares.

Diamante blanco.

También, en abril de 2018, un brillante redondo perfecto, sin defectos, de 102.34 quilates, y el más grande jamás calificado por el Instituto Gemológico de América, fue vendido en privado por Sotheby's Diamonds, el boutique minorista de la compañía especializada en los diamantes más finos del mundo.

'Sunrise Ruby'

Fuera del mundo de los diamantes de alta calidad, la última década también ha dejado marcados impresionantes resultados en una subasta para las piedras preciosa. Hasta hoy, la más valiosa ha sido Sunrise Ruby, un rubí birmano de color "Sangre de paloma" con un peso de 25.59 quilates, que triplicó el precio del anterior cuando fue vendido por 30.3 millones de dólares, y aún conserva el récord mundial en la subasta de cualquier rubí.

'Sunrise Rubí'.

'Donnersmarck Tiara'

Esta joya era descrita en 2011 como "una de las piezas más grandiosas que saldran a la venta en más de 30 años". Conocida como 'Donnersmarck Tiara -ya que antes de llegar a Sotheby's, estuvo en las vitrinas de la colección de la princesa Katharina Henckel von Donnersmarck-, esta piez estableció un nuevo récord mundial de subastas para una tiara, cuando se vendió en Sotheby's Geneva por 12.7 millones de dólares. Y aún no ha sido superado.

'Donnersmarck Tiara'
comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Luis Roberto de la Fuente
A Favor
En Contra

Muy interesante. Creo importante que el Público conozca el mercado de Gemas especiales.

Saludos

Puntuación 2
#1