Status

Así es Plantarse, el primer servicio de comida vegana a domicilio que gusta hasta a los más carnívoros

  • Isabel Entrecanales y Pino Gil de Biedma, socias y fundadoras
  • La empresa nace con el objetivo de cubrir la falta de oferta saludable
  • Todos sus platos están elaborados con ingredientes 100% veganos
Isabel Entrecanales y Pino Gil de Biedma, fundadoras de Plantarse.
Madrid

Escuchar al corazón antes que al cerebro a veces sale bien. Y el caso de Isabel Entrecanales y Pino Gil de Biedma es uno de los ejemplos. Las madrileñas, que son "mejores amigas desde siempre", han estrechado aún más sus lazos al hacerse socias en Plantarse, el primer servicio de comida vegana a domicilio de Madrid.

La empresa nace con el objetivo de cubrir la falta de oferta saludable que, a ojos de las fundadoras, existe en este país. De esta manera, ofrece una carta compuesta por una amplia variedad de platos elaborados con ingredientes 100% veganos y naturales. Todos ellos, muy alejados de la rancia ensalada de siempre. "Plantarse es comida a domicilio buena, nutritiva, saludable y divertida. No es un plato que lleva solo lechuga. Nos hemos dado cuenta de que la gente no tiene tiempo para dedicar en la cocina, así que esta propuesta es para todas las personas que quieren cuidarse y no tienen tiempo para cocinar, pero no quieren tomar una simple ensalada todos los días", explican las socias en una entrevista con Status.

Plantarse.

La cocina en la que elaboran sus platos -donde también es posible recogerlos in situ- se ubica en el número 7 de la calle Francisco De Rojas del madrileño barrio de Chamberí, donde trabajan mano a mano con otros tres profesionales: un chef y dos ayudantes de cocina. No obstante, en su plan de negocio ya contemplan próximas aperturas en la capital madrileña para poder cubrir todas las zonas de la ciudad, ya que las plataformas riders con las que trabajan actualmente (Uber, Just Eat, Glovo, Mr.Noow y Deliveroo) solo cubren un radio de 4 kilómetros.

Plantarse.

Entrecanales y Gil de Biedma estudiaron Administración y Dirección de Empresas en Cunef, con una formación anterior en un colegio francés. Tras terminar sus estudios, comenzaron a trabajar en el sector de la banca en países como Londres y México, hasta que se dieron cuenta de que "eso no era realmente lo suyo".

A partir de ese momento, y en una de las visitas que Isabel Entrecanales hizo a su amiga en México, hace ahora un año, comenzaron a pergeñar la idea de crear un proyecto juntas, ya que ambas se sentían muy atraídas por el sector de la nutrición y el bienestar y divisaron un evidente nicho en el mismo.

Isabel Entrecanales y Pino Gil de Biedma, fundadoras de Plantarse.

Una ilusión que, algunos meses más tarde, se materializaba en Plantarse. "Al principio teníamos muchas ideas en mente y no sabíamos si empezar con la pirámide al revés; es decir, con un proyecto más amplio. Queríamos hacer algo 360, que incluyera varias patas del sector de bienestar, pero nos dimos cuenta de que era mejor hacerlo poco a poco, y empezamos por la parte de nutrición", cuentan las socias.

Y es que, pese a que los datos muestran la clara tendencia de los españoles por la reducción de consumo de carne o pescado en su alimentación, con un 20% de población vegana, vegetariana y flexitariana según el informe internacional de Ipsos Global Advisor, aún existe una gran desinformación sobre estos. "Nos hemos dado cuenta de que existe una clara falta de oferta en este sector, tanto en propuestas gastronómicas, como libros y etc. Es difícil estar bien informado. Por eso pensamos que este proyecto no podía fallar: si juntabas tendencias tan actuales como la comida a domicilio, vegana y saludable, tenía que funcionar", completan. Un pensamiento que, finalmente, les ha dado la razón, ya que en menos de dos meses de vida, Plantarse ha superado con nota sus expectativas.

Aunque su propia experiencia ha sido su mejor guía, ambas cursan un máster en Nutrición que les aporta nociones claves para su proyecto. "Por cuestiones de salud, decidimos comenzar con una dieta vegana, pero luego nos dimos cuenta de que los beneficios iban mucho más allá. Además de encontrarnos mucho mejor, podíamos contribuir al cuidado del medio ambiente y a la sobreproducción de la industria cárnica".

Plantarse.

Con todo, y aunque todavía no dispongan de datos suficientes para conocer a su cliente potencial, las socias tienen claro que su comprador favorito será el trabajador que quiera comer de forma rápida, rica y saludable al mediodía. Un perfil al que tienen claro que sorprenderán con alguna de sus elaboraciones estrella, como la hamburguesa de falafel, "tan, tan buena, que mucha gente nos dice que no pueden creerse que no lleve nada de carne", cuentan las fundadoras con una sonrisa.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin