Status

Porsche 718 y Macan Gran Turismo Sport: fiebre GTS

  • El Porsche Macan ha recibido su segunda versión GTS, con un motor biturbo V6 2.9
  • Ofrece hasta 380 CV, 20 caballos más y 20 Nm de par que su versión anterior
Con su nuevo motor 4.0, los Porsche 718 GTS Boxster.
Madrid

Presentación deportiva, presencia exclusiva" es la frase, el lema, que encabeza la comunicación de Pors-che de sus tres nuevos modelos GTS: el Macan GTS, el 718 Boxster GTS 4.0 y el 718 Cayman GTS 4.0. Y hablamos de vehículos tan dispares como un SUV compacto y dos deportivos biplaza "de los de toda la vida".

Como ya sucede en el resto de los modelos GTS de Porsche, estas tres nuevas incorporaciones disponen también de un equipamiento especialmente deportivo y exclusivo, que va unido a unas prestaciones "estratosféricas", con la banda sonora de un sonido muy especial. Y todo ello, no nos engañemos, sin renunciar a la comodidad que también se busca en un vehículo deportivo, entre periodos de altas revoluciones.

Pero no nos vayamos por los cerros. Si alguien se hace con un GTS es por "algo", y por eso estos modelos van más allá de los ya de por sí superpotentes modelos S de la gama de Porsche. Así, en los 718 GTS 4.0, Boxster o Cayman se cuenta con el mismo motor de cuatro litros del 718 Spyder o en el 718 Cayman GT4. En el caso del Macan GTS, tenemos un motor biturbo de 2,9 litros que, con diferentes niveles de potencia, también montan los modelos Panamera y Cayenne, además del Macan Turbo.

En el interior conviven lujo, deportividad y prestaciones.

¿Y cómo se consiguen más sensaciones con los mismos motores? Pues con una configuración del modelo aún más deportiva, gracias a nuevos componentes del chasis, que asegura una mayor estabilidad en curvas y tracción. Si hablamos solo del equipamiento de serie, contamos con un sistema de suspensión adaptable Porsche Active Suspension Management (PASM) con chasis rebajado que transmite una sensación de conducción especialmente precisa. De esta forma, el Macan GTS es 15 milímetros más bajo en comparación con el Macan S; mientras que los 718 GTS 4.0 rebajan su suelo hasta 20 milímetros.

¿Y qué decir del diseño exterior? Que Porsche lleva hasta el infinito y más allá las magnitudes del modelo para exacerbar esa sensación de ultradeportividad. Así, incluso antes de montarnos nos entran por el ojo protectores laterales, faros oscurecidos, llantas ampliamente dimensionadas y esmaltadas en negro, anagramas GTS negros en la parte lateral y trasera, tubos finales negros del sistema de escape deportivo, etc. En el interior, tenemos por ejemplo asientos deportivos, que aseguran en todo momento una sujeción lateral óptima y un alto nivel de comodidad.

Como ya hemos leído, la estética deportiva y elegante del diseño GTS está marcada por elementos decorativos negros que contrastan con los rojo carmín o tiza. Y no podía faltar el Alcántara, en un buen número de superficies del interior de estos tres modelos.

Vaya par. 718 Boxster GTS 4.0 y 718 Cayman GTS 4.0, un auténtico dúo deportivo. Hablamos de una potencia de 400 caballos, 50 más que sus respectivos modelos S, en un motor atmosférico de seis cilindros, que convence por su respuesta muy directa, así como por un despliegue muy lineal de su fuerza. La velocidad máxima es de 293 km/h, y la aceleración de 0 a 100 km/h se alcanza en tan solo 4,5 segundos, con el cambio de seis velocidades de serie. Y no nos olvidemos del control de cilindros adaptativo de su motor 4.0, que desconecta alternativamente uno de los dos bancos de cilindros en caso de una demanda de carga reducida. O del sistema de escape deportivo con filtro de partículas de gasolina integrado y salidas de escape separadas. Y ya que estamos hablando del equipamiento de serie, no podemos dejarnos en el tintero las llantas deportivas 718 de 20 pulgadas, el referido chasis PASM, el sistema de escape deportivo y el Porsche Communication Management (PCM) con pantalla táctil de siete pulgadas. Otra prestación de los 718 GTS es el Porsche Torque Vectoring (PTV) con bloqueo mecánico de diferencial trasero, con el que se alcanza un gran equilibrio entre la tensión deportiva puntual y la comodidad del uso diario. El paquete Sport Chrono, también de serie, en joint venture con la aplicación Porsche Track Precision resalta el carácter dinámico del Boxster y del Cayman. Mediante la pantalla del PCM, esta aplicación para smartphone, inspirada en la competición, puede mostrar y guardar para su posterior análisis datos para el rendimiento en el uso en circuito. El módulo de navegación online con información de tráfico en tiempo real, el control por voz y Porsche Connect están disponibles como opción, al igual que el Bose Surround Sound-System y el Burmester High-End Surround Sound-System.

718 Cayenne GTS, llegan a los 400 caballos, 50 CV más que sus respectivas versiones S.

Otro de los elementos fundamentales en los superdeportivos, los frenos son Porsche Ceramic Composite Brake (PCCB), como opción, que paran en seco a unos neumáticos de alto rendimiento de dimensiones 235/35 ZR 20 delante y 265/35 ZR 20, detrás sobre las referidas llantas de 20 pulgadas. Manejo especialmente preciso, gran agilidad en el giro y comportamiento dócil en las curvas. De esta forma tan esquemática podemos resumir la experiencia de conducción "a fondo" de los Porsche 718 GTS 4.0, tanto el Boxster como el Cayman. Evidentemente, no llegamos a los niveles de "brutalidad" del Cayman 718 GT4, pero podemos estar seguros de que las sensaciones de conducción en circuito nos harán, literalmente, volar. De todas formas, para aquellos pilotos que "siempre quieren más", el paquete Sport Chrono que viene de serie ofrece el modo PSM Sport, que permite una conducción netamente deportiva, con un mayor deslizamiento en las ruedas de tracción antes de que se active la intervención protectora del PSM. Ultradeportividad sin renunciar a la seguridad. Dicho paquete Sport Chrono se puede ajustar en cuatro niveles: Normal, Sport, Sport Plus e Individual, activables a través del selector giratorio posicionado ergonómicamente en el volante, sin que el conductor tenga que quitar las manos del mismo, por cierto un volante deportivo GT de 360 milímetros. El modo Sport Plus está destinado para el uso del 718 GTS en circuitos de carreras cerrados. Con las siglas GTS, el Porsche Macan alcanza niveles óptimos de deportividad para salvar la distancia entre el modelo S y el Turbo. Su motor biturbo V6 de 2,9 litros ofrece 380 caballos, 20 CV más y 20 Nm más de par que su predecesor. En combinación con un cambio de doble embrague PDK de nueva configuración y el paquete Sport Chrono, en este caso opcional, el Macan GTS acelera de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos, con una velocidad máxima de 261 km/h. Por algo es un "Gran Turismo Sport".

Algunos detalles exclusivos en el diseño de esta versión GTS del Macan incluyen faldón delantero, llantas deportivas de diseño RS Spyder de 20 pulgadas, spoiler de techo, embellecedores en las ventanas y logotipos esmaltados en negro en la parte trasera. Los faros principales LED y la banda de luces LED de la parte trasera están oscurecidos.

En cuanto al carácter ultradeportivo del modelo, tenemos que hablar, como ya hemos hecho de los 718, del sistema de suspension Porsche Active Suspension Management (PASM) y del chasis, que aunque ya es 15 milímetros más bajo, ofrece como opción una suspensión neumática adaptativa que rebaja el chasis otros diez milímetros más. Y todo ello en combinación con las llantas de diseño RS Spyder de 20 pulgadas de serie y el freno ampliamente dimensionado de fundición gris.

Dentro del conglomerado de siglas que siempre ha pululado alrededor del mundo del motor, GTS (Gran Turismo Sport) son palabras mayores. En 1992 se presentó el Porsche 928 GTS, con un motor de 5,4 litros, ocho cilindros y cuatro válvulas, con una potencia de 350 CV, 275 km/h y aceleración de 0 a 100 km/h en menos de seis segundos.

En 2007, el Porsche Cayenne GTS, con motor V8 atmosférico de 430 CV, fue la primera piedra en el muro de los futuros GTS de la firma de Stuttgart. En 2012 le siguió la estela el Cayenne GTS, con 420 CV, el SUV deportivo más potente de su época. En 2010 pudimos ver un Carrera GTS (409 CV), cupé y cabrio. Y a partir de 2014, Porsche enriqueció a más modelos de su gama con el apellido GTS. Como el Panamera, con un motor V8 de 430 CV y 4,8 litros de consumo. Poco después, la potencia subió a 440 CV y, desde 2018, el Panamera GTS de segunda generación monta un motor V8 biturbo de cuatro litros, con 460 CV. En 2014, el GTS llegó a la gama del Boxster descapotable y al cupé Cayman. Ambos biplaza, con un motor bóxer de seis cilindros 3.4 y una potencia de 340 CV, se ponían a 100 en menos de cinco segundos. A partir de 2017, el 718 GTS presentó un motor turbo de cuatro cilindros 2.5. El Macan, a su vez, contó con una variante GTS por primera vez en 2015, con 360 CV y 256 km/h.

Ya a la venta, el Porsche 718 GTS Boxster parte de los 96.888 euros, el 718 Cayman GTS de los 94.580 euros, y el Macan GTS desde los 90.354 euros.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin