Status

Amparito Roca, la cocina castellana mejor renovada de la Capital

  • El restaurante del guadalajareño Jesús Velasco cumple cuatro años
  • Tiene como norma respectar los sabores y aupar el producto tradicionañ
  • Su nombre hace honor al famoso pasodoble del catalán Texidor
Amparito Roca.
Madrid

Las raíces de Jesús Velasco, dueño de Amparito Roca, están tan presentes en su restaurante que hasta el nombre les hace honor. El famoso pasodoble del catalán Jaime Texidor, que comparte título con el mesón, es la música que abre y cierra las fiestas de Atienza (Guadalajara), el pueblo de origen del propietario.

Desde que se sumergió en el negocio de la hostelería, -bastante tarde, para los tiempos que corrían-, Velasco tuvo claro que, si algo tenía que hacer para tener éxito en un sector tan complicado como éste, sería tener buena memoria y respetarla; y vaya que lo ha hecho.

Amparito Roca abrió en el barrio de Salamanca de la capital madrileña hace ahora cuatro años. Ni el nombre ni el concepto venían solos, ya que tiene un hermano mayor en Guadalajara, que le había dotado de la experiencia suficiente para enfrentarse a la gran ciudad.

El concepto del propietario, tanto allí como aquí, se basa en premisas claras: "Cocina honesta, rica, con una base tradicional puesta al día, apelando a la memoría de los sabores", recita el dueño. Y es que, además de su evidente gusto por lo de siempre, el propietario de Amparito Roca supo ver con facilidad lo que la clientela quería, ya que, en los últimos años han desaparecido muchos mesones y tabernas de cocina tradicional en la ciudad.

"En Madrid había muchos lugares donde se guisaba muy bien, pero aquí ya no cocina ni Dios. Yo he recuperado la tradición de las viejas tabernas, y lo que he añadido ha sido un mantel de hilo". De la forma que sea, su fórmula ha sido tan exitosa que conseguir mesa en este mesón de aire renovado precisa de largas esperas, ya que los huecos suelen estar ocupados por ejecutivos y políticos. Pero, quien va, quiere repetir.

En cuanto a su carta, es posible encontrar prácticamente de todo: carnes, pescados, guisos, verduras. Todo ello, cocinado con recetas tradicionales, con grandes dosis de cariño y reposo, que se complementan con una presentación mucho más chic. Y para intentar no dejar fuera ninguna línea ni posibilidad, en el restaurante de Velasco se puede saborear desde platos tan contundentes como callos madrileños, rabo de toro o fabada, hasta una propuesta más ligera, donde incluyen crudos y menestras. En definitiva, un claro ejemplo de que, muchas veces, no hace falta complicarse tanto para triunfar.

El ambiente

Normalmente, ejecutivo. Con un decorado muy acorde con la propuesta culinaria.

Recomendación

Probar los callos. Probablemente, de los mejores de la ciudad.

Lo mejor

Cualquiera de los guisos. Entre ellos, las alubias y el guiso de patatas con pulpo.

A tener en cuenta

Suele haber lista de espera.

Datos

Calle Juan Bravo, 12, Madrid

Tel. 913 48 33 04

De lunes a sábado, de 13:30 a 23.30 h.

web: restauranteamparitoroca. com

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin