Status

Atittude, el yate de lujo de la italiana Otam, está a punto de ver la luz

  • El buque, que fue comprado en 2018, será entregado el próximo abril
  • Un yate de lujo de 25,5 metros diseñado por Umberto Tagliavini
  • El garaje está preparado para albergar jet deportivo Williams de 3,95 metros
Foto: www.boatinternational.com
Madrid

El yate de lujo Atittude construido por Otam está a punto de ver la luz. El buque de 25,5 metros, que ha sido diseñado por Umberto Tagliavini en colaboración con el arquitecto naval Salvagni Architetti, será entregado a su comprador en abril de 2020.

El yate, comprado en noviembre de 2018 (con un propietario que prefiere mantenerse en el anonimato), es el sexto casco de la serie. Tras un costoso proceso de construcción, actualmente cuenta con un 80% de la producción completada, con la sala de máquinas, el interiorismo y los sistemas instalados. El nombre del mismo se debe a la intención del astillero de reflejar un diseño mejorado combinado con un mejor rendimiento del yate, así como a la misión de Otam de "construir embarcaciones totalmente adaptadas a sus propietarios", explican en un comunicado.

Yate Atittude. Foto: www.boatinternational.com

En cuanto a las novedades de esta embarcación, Atittude ha experimentado mejoras en el motor y estará preparado para alcanzar una velocidad máxima de 47 nudos y una velocidad de crucero de 40 nudos. Además, presenta una serie de modificaciones en el GA original del modelo, incluido un diseño personalizado de cubierta de proa, que cuenta dos grandes camas solares y una mesa ajustable en altura para maximizar el uso del espacio exterior.

Yate Atittude. Foto: www.boatinternational.com

La cabina ha sido una de las zonas más estudiadas del yate, que finalmente se ha ampliado para incluir una zona de asientos con forma de herradura, con capacidad para 10 personas. Las puertas de seguridad también han sido modificadas en este modelo y se sustituyen por un "pasadizo" que conduce al baño.

El garaje es otro de los puntos fuertes de Atittude. El espacio del mismo, que se encuentra debajo de la hamaca de popa, se ha hecho más grande para poder albergar un jet deportivo Williams de 3,95 metros, capaz de transportar a seis personas. Respecto a los dormitorios, el buque cuenta con cuatro cabinas, distribuídas en un camarote principal, una suite VIP en la parte delantera, una habitación para invitados con dos camas individuales y un cuarto espacio para el chef del barco.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0