Status

Flying Spur: la joya de Bentley con el interior artesanal más lujoso del mundo

  • Este modelo presenta la cabina cosida más sofisticada y premium del mundo
  • Su interior está cosido con un único hilo de más de tres kilómetros
  • Las pieles se obtienen de forma sostenible de toros del norte de Europa
Interior Flying Spur Bentley. Foto: BENTLEY
Madrid

El nuevo Flying Spur de Bentley es el mejor ejemplo de un interior artesanal a todo lujo. Este modelo presenta la cabina cosida más sofisticada y premium del mundo.

Las 350 piezas de cuero únicas que la componen, creadas por las manos de 141 artesanos de la marca, están adornadas con 60 componentes a medida, cosidos con un único hilo de más tres kilómetros de hilo para que todo el interior se forme en una única pieza.

Para la fabricación de estos interiores, los artesanos y trabajadores de la marca tienen que realizar un mínimo de cinco meses de los Master Trainers de Bentley, para alcanzar los niveles más altos de habilidad y para aprender la amplia gama de técnicas necesarias para diseñar los interiores de la firma inglesa con los más altos estándares.

Interior del Flyinf Spur de Bentley. Foto: Bentley.

El proceso de producción de las pieles también es otra de sus claves. Y es que, todas ellas, se obtienen de forma sostenible de toros del norte de Europa, que se califican como subproductos de la industria cárnica. En este proceso se tiene en cuenta también las zonas climáticas, ya que las más más templadas aseguran que haya menos parásitos y que el cuero no tenga imperfecciones.

Entre los modelos de la joya inglesa, es posible elegir entre 14 colores de cuero para el interior y una selección de 23 diferentes para el hilo de contraste. El volante, pieza centrar del interior del Flying Spur, alberga los trabajos de tratamiento del cuero y de costura más elaborados que se pueden encontrar en la actualidad en la industria automotriz. Un volante con costura cruzada implica que se pasen con precisión cinco metros de hilo a través de 352 agujeros de costura, para lograr 168 puntadas cruzadas distintivas. Un experto artesano de Bentley cose un solo volante en tres horas y media, utilizando un par de agujas a medida y un movimiento demasiado complicado para ser replicado por la máquina.

Interior del Flyinf Spur de Bentley. Foto: Bentley.

Con el uso de cinco tipos diferentes de máquinas de coser, se aplican diferentes espesores de hilo en toda la cabina, lo que contribuye al nivel general de complejidad y detalle que sustenta el interior Por ejemplo, las puntadas alrededor de los componentes del airbag se aplican delicadamente con un hilo más delgado para garantizar que la seguridad siga siendo primordial.

En cuanto a los asientos, su fabricación requieren un total de 12 horas para ensamblarse a mano. El detalle opcional sobresaliente que adorna el reposacabezas de cada asiento son las alas Bentley bordadas, que consta de 5.103 puntos individuales. Como broche de oro, las inserciones tridimensionales de cuero acolchado con diamantes de la cabina: una novedad automotriz, inspirada en el concepto de diseño Bentley EXP 10 Speed ??6.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin