Status

Círculo Mercantil, la joya mejor escondida del Casino de Gran Vía de Madrid

  • Antonio Bonfim es el director de Hostelería del Casino desde hace cuatro meses
  • La carta se centra en los cocina mediterránea tradicional y la temporalidad
  • El restaurante cuenta con aparcacoches y parking privado
Restaurante Círculo Mercantil.
Madrid

Exprimir la mejor parte de un proyecto prometedor es una de las cualidades de Antonio Bonfim, director de Hostelería del Casino de Gran Vía de Madrid.

Desde hace cuatro meses, el brasileño, que cuenta con una dilatada experiencia profesional en el ámbito de la hostelería en diferentes ciudades del mundo, está al frente de todo lo que tiene que ver con este sector dentro del edificio histórico. Y en este escaso lapso de tiempo, ya son más que notables los resultados.

Casino de Gran Vía, que fue palacete en los años 20 y antigua sede del Círculo Mercantil Industrial, posee en el interior un majestuoso restaurante -rebautizado ahora como Círculo Mercantil, rescatando el nombre de sus inicios-, que había pasado desapercibido hasta la llegada de Bonfim.

Salón Real del Casino.

Ahora, lo que antes era más bien un lugar de "comida rápida" -más por el tipo de cliente que por la carta- se ha convertido en un lugar que no tiene nada que envidiar a los grandes de Madrid. Y el cambio de carta por estaciones, así como la apuesta por el producto de temporada, son una muestra de ello.

Con Juan Almagro, jefe ejecutivo de cocina del Casino de Gran Vía y el de Aranjuez, como mano derecha de Bonfim, este emblemático edificio presenta un menú -que estará disponible a partir de la semana que viene- basado en la cocina mediterránea, de calidad y liderado por los productos de temporada. De esta manera, el cliente siempre podrá probar la comida más típica de este país, cocinada sin pretensiones y con la presentación como gran aliada, sea cual sea la estación.

Casino de Gran Vía, Madrid.

Así, entre sus planes para este 2020 está también aumentar las referencias de la carta de vinos, requisito imprescindible para cualquier restaurante de renombre. Y como objetivo se han propuesto ofrecer un total de 250 nombres en los próximos meses; todos ellos, nacionales. "Queremos que el cliente pueda apreciar cuando venga lo verdaderamente bueno de España: sus vinos, su comida, su servicio, su ambiente. Todo es importante", completa el director de Hostelería.

Y es que,uno de los hándicap con los que contaba este restaurante era "el recelo" de los clientes a entrar, por tratarse de un lugar de juego de azar. Un muro que, poco a poco, están rompiendo. "Hemos empezado a movernos por Internet y a contar nuestra propuesta, y cada vez son más clientes nacionales los que tenemos, que vienen a propósito a probar nuestra comida", asegura Bonfim. Que, al mismo tiempo, detalla "lo fácil" que ha sido que el Círculo Mercantil eche a rodar: "Este lugar lo tiene todo. Un decorado magnífico, un equipo de profesionales muy bueno, que ya estaba formado, y una ubicación inmejorable. Solo faltaba empujarlo".

El ambiente

Un decorado clásico, fiel a la estética del Casino, pensado y trabajado con muy buen gusto.

Recomendación

Probar las alcachofas con salsa de bacalao y torrezno.

Lo mejor

Cuenta con servicio de aparcacoches y parking privado.

A tener en cuenta

Al estar ubicado dentro del Casino, solo permite la entrada a mayores de edad.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.