Status

Bonilla a la vista, las patatas gallegas que son un éxito en Corea del Sur y aparecen en la película nominada al Oscar 'Parásitos'

  • La compañía gallega exporta a Corea del Sur 44 toneladas de patatas
  • Una lata de esta patatas se coló en la película Parásitos, nominada al Oscar
  • El chef José Andrés también es un gran embajador de estas patatas
Madrid

Una buena mariscada, percebes incluidos, disfrutar del restaurante estrella Michelin Áebore da Veira o adquirir una prenda de marca en el establecimiento Ottodisanpietro es una forma más que recomendable para pasar una tarde de lujo en la ciudad de A Coruña, pero no vivir como un coruñés real. Si el cometido es el segundo, lo más recomendable es tomar una cerveza Estrella Galicia en su antigua fábrica, degustar las tapas a un euro del mítico bar 'La Bombilla' y probar (en cualquier establecimiento de la ciudad) la míticas patatas fritas 'Bonilla a la vista'. Un clásico de A Coruña que ha encontrado el reconocimiento internacional gracias a que sale en más de un fotograma del film surcoreano 'Parásitos', el peliculón del año que dejará a Pedro Almodóvar si su estatuilla en la gala de los Oscar. Sin embargo, ¿cómo ha llegado un paquete de estas patatas gallegas a Corea del Sur?

La respuesta a esta pregunta es bastante sencilla pero sorprendente. La compañía coruñesa, fundada en 1932, exporta al país asiático 44 toneladas anuales de patatas fritas, casi el 10% de su producción total, explica a este medio el departamento de prensa de la compañía. Sobre su aparición concreta en la película, la compañía asegura que no tenía ni idea, de hecho, se enteró a través de las redes sociales. 

El comienzo de la relación entre A Coruña y Corea del Sur tuvo lugar en el año 2016, cuando un distribuidor surcoreano se decidió por la marca gallega después de probar muchas marcas de patatas fritas españolas. El producto de Bonilla a la Vista les encantó y desde entonces la distribuyen a través de tiendas gourmet en el país asiático. Además, la famosa lata de metal que contienen 500 gramos de patatas se ha convertido, explican desde el departamento de prensa, en un elemento decorativo e 'instagrameable'. Y es el producto que aparece en la película 'Parásitos', en la casa de la familia adinerada, que junto con una familia pobre, protagonizan esta película surcoreana de trasfondo social. 

Corea del Sur no es el único país extranjero al que exporta la compañía gallega. Australia, Bélgica, Suiza, EEUU y Reino Unido también son mercados muy importantes. De hecho, el famoso chef y empresario José Andrés y la cocinera Estrella Michelin Lucía Freitas (con un establecimiento en Nueva York) han elegido estas patatas para servir en sus establecimientos por su calidad y sabor.

Lo cierto, el secreto del éxito de estas patatas coruñesas radica en su sabor auténtico y la ilusión de una empresa familiar, que es el lema y know how implantado por Cesar Bonilla, fundador de la compañía. Más en lo concreto, la compañía cuenta que en sus bolsas solo hay patatas, aceite de oliva y sal, "nada más", sentencia. De ahí, la calidad y el sabor. 

Si viaja a la ciudad de A Coruña (o a Galicia en general) no dude en comprar un paquete de estas patatas fritas. Y, también, probar los míticos churros con chocolate de Bonilla. Esta compañía, aunque se ha hecho famosa a nivel mundial por sus patatas fritas, en la ciudad coruñesa es reconocida por su cadena de churrerías y sus churros, más cortos y gruesos que los habituales.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum3

A Favor
En Contra

Y de los primeros sin sal. Mis favoritas con todo su sabor....ñan ñammmm ..

Puntuación 2
#1
yomismo
A Favor
En Contra

Mi padre trabajo casi cuarenta años en la primera churreria de Bonilla y puede dar fe de que el señor Bonilla es un fanatico del aceite de oliva para freir churros y patatas.

Puntuación 5
#2
Un 10
A Favor
En Contra

Y además con envase sin plástico. Genial

Puntuación 2
#3