Status

Cocido tradicional y siesta: el plan de invierno más apetecible del hotel Índigo de Madrid

  • El hotel ofrece un menú especial durante todos los domingos de invierno
  • Un cocido en tres vuelcos más siesta en una de las habitaciones más 'underground'
Tres vuelcos de cocido de los 'Domingo de Cocido y Siesta' del hotel Índigo de Madrid.
Madrid

No hay nada más español que un buen plato de cuchara y su consiguiente siesta. Y da igual los años que pasen, que esto no pasa de moda. Por ello, desde el hotel Índigo Madrid, ubicado en Gran Vía, han sabido identificar este plan irresistible para ofrecer tanto a huéspedes como a visitantes de la Capital: los domingos de Cocido y Siesta.

Hasta el próximo 1 de marzo, El Gato Canalla, el restaurante situado en la primera planta del hotel, a partir de las 13.30h y hasta las 16:30h, ofrece un menú castizo que incluye cocido, postre y bebida. Se trata de un plato puramente madrileño y cocinado de forma tradicional, pero con toques modernos, como la presentación. El festín culinario finaliza con una siesta en una de las habitaciones del hotel, durante 2 horas y media. Todo ello por un precio de 45 euros.

"Un plato de cocido y una siesta es uno de los planes más españoles y más apetecibles para un día de frío. Después de una comida contundente, no podría haber mejor forma de empezar la tarde que con una siesta de dos horas y media en pleno centro de Madrid", explican desde el hotel. Y es que, Rikardo Robles, chef encargado del restaurante, sigue las más clásicas pautas gastronómicas tanto en la elaboración como en la presentación de este plato.

Cocido de El Gato Canalla.

"El secreto de un buen cocido madrileño se sirve en tres vuelcos. Tres platos que se presentan en la mesa para a posteriori combinar en función de gustos. Aunque las reglas no están escritas, el cocido típicamente castizo requiere de sopa de cocido con fideos finos, garbanzos con verduras y patatas y por último las carnes. Un plato popular que tiene sus orígenes en tiempos de Al-Andalus y que ha traspasado intervalos de tiempo hasta llegar a nuestros días y convertirse en lo que sin duda alguna podemos definir como uno de los platos más conocidos de la gastronomía española", detallan desde El Gato Canalla.

En cuanto a la habitación de después para "descansar como un verdadero Rey", dispone de todo tipo de lujos, como bebidas (infusiones, café y agua) cortesía de la casa, aderezada con un decorado underground, sin pretensiones, que acercan al huésped al espíritu innovador del espacio.

Habitación del hotel Índigo Madrid.

Habitación del hotel Índigo Madrid.

Como broche final, la terraza: ubicada en la azotea del hotel y desde donde el alojado puede disfrutar de unas vistas panorámicas de la ciudad mientras degusta cualquier consumición. En este caso, los dueños del hotel han optado por generar un espacio más funcional pero sin perder la estética, quitando los muebles y elementos fijos que existían para ampliar la oferta de eventos, tanto públicos como privados.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0