Status

Aston Martin se desploma en bolsa tras lanzar un nuevo 'profit warning'

  • Los títulos de la compañía han llegado a caer casi un 17% en el parqué
  • La firma espera ahora un ebitda para 2019 de entre 130 y 140 millones de libras
Aston Martin DBX

Las cosas no terminan de salir para Aston Martin. Si ya en el pasado mes de julio la compañía se vio obligada a lanzar un profit warning (rebaja de previsiones), ahora ha vuelto a advertir que el beneficio sufrirá una caída sustancial en el conjunto de 2019 debido a que las "condiciones comerciales desafiantes" se extendieron hasta diciembre, un mes clave.

Las consecuencias en bolsa no se han hecho esperar y la empresa de automóviles de lujo ha llegado a desplomarse un 17%, si bien ha conseguido recortar algo la sangría. El presidente ejecutivo Andy Palmer, ha explicado que "las desafiantes condiciones comerciales destacadas en noviembre continuaron durante el período pico de entrega de diciembre, lo que resultó en menores ventas, mayores costes y menores márgenes". Así, el grupo espera ahora un ebitda (beneficio bruto) de entre 130 y 140 millones de libras esterlinas, mientras que los expertos auguraban más de 190 millones.

Entre los principales problemas del grupo se encuentran un descenso en la industria, la incertidumbre en torno a Brexit y una tibia respuesta a algunos modelos, con unas ventas más débiles de lo esperado lo que ha obligado al fabricante de coches a reducir sus objetivos de volumen de ventas.

Y es que solo Reino Unido supone un 23% de su facturación. "Es poco probable que el entorno comercial a corto plazo en el Reino Unido y Europa mejore", explican desde JP Morgan. El banco norteamericano se mantiene cauteloso con la empresa debido a "las débiles perspectivas de la demanda, el Brexit, la presión sobre el flujo de caja y la limitación de los catalizadores hasta el segundo semestre de 2020".

Aston Martin despidió el año que acaba de terminar con una caída en bolsa cercana al 55%. El grupo se estrenó en el mercado bursátil en octubre de 2018, cuando su valoración superaba los 4.000 millones de libras. Una cifra que ahora no llega a los 1.100 millones.

"Desde una perspectiva comercial, 2019 ha sido un año muy decepcionante. Si bien las ventas minoristas han crecido en un 12%, nuestro mejor resultado desde 2007, nuestro desempeño subyacente no logrará cosechar las ganancias que planeamos, a pesar de una reducción en los niveles de inventario de los distribuidores", explica Palmer, según recoge The Guardian.

Solo el año pasado los títulos de la firma se desplomaron en bolsa casi un 55%

Una de las bazas que podría jugar la empresa está en su modelo DBX, un vehículo utilitario deportivo que, como ya indicaron desde S&P, es "fundamental" para que la empresa británica crezca y continúe siendo solvente.

Según explica Bloomberg, el DBX, de 189.000 dólares, es el corazón de los planes para duplicar la producción anual a 14.000 automóviles para el 2023. Aston Martin indicó que ha recibido 1.800 pedidos para este modelo.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin