Status

Carolina Cucinelli: "La gente de todo el mundo dedica cada vez más atención al cómo se produce"

  • "La cultura de la belleza, la importancia de la labor manual...
  • ... y del arte son factores centrales para Brunello"
  • "Los italianos hemos desarrollado el deseo de confeccionar"
Carolina Cucinelli, Brand & Media Relations Manager de la la firma Brunello Cucinelli
Madrid

Alguien escribió una vez aquello de que el estilo no se compra, se tiene o no se tiene. Sin embargo, determinadas prendas ayudan (y mucho) a elevar dicha categoría. Brunello Cucinelli lleva varias décadas apostando por la idea de elegancia refinada y una calidad impecable en sus materias primas (exquisitas fibras naturales, texturas e hilados). "Nuestro estilo sería el casual-chic", explica Carolina Cucinelli a Status. "Moda extremadamente llevadera que puede lucirse desde la mañana, en la oficina, hasta la noche, en una velada o un evento". Pero además de todo eso, esta firma de lujo destaca por su ideología alternativa a la hora de entender el negocio de la moda.

¿Qué es exactamente el 'capitalismo humanista'?

Cuando mi padre fundó la compañía, hace más de cuarenta años, tenía en mente varios objetivos y valores esenciales. La empresa debía basarse en unos principios de dignidad moral y económica y en una correcta relación entre beneficio y posibilidad de restituición a la comunidad; elementos que nos gusta identificar con esta expresión, capitalismo humanista.

¿Y eso en qué se traduce?

Tratamos de trabajar las horas necesarias, no dejarnos influir por cuestiones laborales una vez que salimos de la oficina y nunca estar conectados más allá de las 5:30 de la tarde o durante los fines de semana. Es esencial dedicar el tiempo adecuado a nuestras familias y a nuestras actividades personales. Creemos que es fundamental trabajar en entornos agradables, bien cuidados y limpios; y no me refiero sólo a las oficinas, también a los espacios abiertos que nos rodean, por lo que hemos recuperado los campos y la naturaleza que circundan nuestra empresa.

Italia es famosa por su patrimonio artístico y su industria de la moda. ¿Es posible combinar ambas cosas?

Sí, absolutamente. En cierto modo, eso es lo que estamos tratando de hacer en Brunello. La cultura de la belleza, la importancia de la labor manual y del arte son factores centrales para nosotros. Queremos respaldar la antigua tradición artesanal de nuestra región, un patrimonio de valor incalculable, y potenciar al mismo tiempo la creatividad y la investigación de las generaciones más jóvenes. Combinar ambos elementos nos permite crear prendas que son, en cierto modo, un símbolo de ese legado. Prendas eternas que se transmiten a las generaciones futuras y que no se tiran a la basura por el simple hecho de pertenecer a una colección antigua, un estilo transgeneracional.

¿Cree que el consumidor sabe apreciar esos valores a pesar de tener que pagar bastante más por ello?

La gente de todo el mundo dedica cada vez más atención al cómo se produce. Se está difundiendo ampliamente una conciencia sobre el impacto que nuestro estilo de vida tiene en el medio ambiente y, por consiguiente, en nuestro futuro. Las compras y el consumo son importantes y forman parte de nuestros valores sustanciales, pero nuestra idea es crear un producto de excelente calidad que dure en el tiempo y se pueda transmitir. Estoy convencida de que los clientes saben apreciar profundamente estos valores.

Hablemos del futuro. ¿Cómo están adecuando toda esa filosofía ante el desafío digital que nos invade?

Internet y las plataformas sociales han cambiado radicalmente la forma en que entendemos no sólo la moda, sino nuestro estilo de vida en general. Como empresa, es importante estar presentes en las redes sociales, pero siempre de forma equilibrada. Es primordial buscar una armonía entre los valores que forman parte de nuestro ADN (la exclusividad, la búsqueda de un lujo discreto) y la presencia online en todo el mundo, para tratar de evitar una posible sobreexposición negativa. Valoramos mucho nuestra historia y filosofía. Por eso, cuando lanzamos la gestión directa de nuestra tienda online, hace tres años, decidimos separar el sitio corporativo del comercio electrónico. Nos gusta pensar que hay un contrapeso entre el mundo físico de nuestra empresa, hecha por personas en un lugar físico concreto, y el universo digital.

¿Por qué cree que los italianos han sido siempre una potencia mundial en el negocio de la moda?

Es una pregunta muy interesante. Creo que probablemente depende de nuestra historia. Un poco como sucedió con los franceses, que a lo largo de los siglos han cultivado el amor por la alta costura, o como vosotros, los españoles, que habéis hecho de la pasión por la buena cocina un estilo de vida saludable; los italianos hemos desarrollado a lo largo del tiempo este deseo de confeccionar, hacer objetos con gran cuidado, orientándolos hacia el aspecto artesanal y estético. Ciertamente, nuestro patrimonio cultural y artístico ha sido -y sigue siendo- una gran fuente de inspiración para el Made in Italy. Estar rodeados de belleza, de un valioso patrimonio artístico y cultural, puede influir realmente en las elecciones estéticas y, por lo tanto, también en el campo de la moda, que es una expresión particular de éstas.

Esta entrevista tiene lugar durante una de sus visitas a España, ¿qué opina de nuestro país?

Mantenemos una relación muy estrecha con España, que perdura desde hace ya muchos años, y de la cual nos sentimos muy contentos y honrados. Nuestras culturas tienen muchos puntos en común. ¿Que qué opino de su país? Bueno, ¡espero poder encontrar las palabras adecuadas! Para mí, lo más fascinante de los españoles es su alegría de vivir, la apertura cultural que tienen, la pasión por la belleza, el arte y la cocina excelente. Y ese deseo de estar juntos, de compartir momentos cotidianos con la gente querida. La camaradería es un aspecto fundamental en vuestra vida, como lo es en la mía también. En eso somos iguales.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin