Status

Llega la revolución británica del motor: Aston Martin DBX SUV

  • La firma se suma también a la tendencia 'SUV'
Aston Martin DBX
Madrid

Ya quedan pocas. Hoy, ahora, otra marca se ve afectada por la fiebre de los SUV. Si el año pasado fue Lamborghini la que traicionó a su pasado ultradeportivo al presentar el Orus (que ha sido un éxito de ventas), hoy le toca el turno a Aston Martin, que nos muestra su primer todoterreno, su primer todocamino, su primer vehículo orientado a la conducción tanto dentro como fuera del asfalto. Con todos ustedes, el DBX.

Como la misma comunicación de la firma británica asegura, estamos ante "un nuevo capítulo y un momento histórico en la ilustre historia de 106 años de Aston Martin; un modelo que impulsará a la marca a un nuevo nivel en todo el mundo".

Todo empezó en 2015, cuando se realizaron las primeras pruebas virtuales del diseño y del desarrollo del DBX. El año pasado el modelo dejó de ser prototipo y comenzó a rodar por las carreteras de Gales, más de un año de duras y realistas pruebas que nos ha llevado hasta aquí, finales de 2019, cuando el Aston Martin DBX ya es una realidad.

Hablamos de un SUV, de un pedazo de todocamino, pues su peso total en vacío es de 2.245 kilos. Un gran volumen que se ha diseñado con el principal objetivo de optimizar su interior, para convertirlo en un espacio de lujo en el que se ha puesto un énfasis especial en el refinamiento y amplitud de su clase tanto en los asientos delanteros como en los traseros. Porque, además, no olvidemos que a la novedad de que el DBX sea el primer todoterreno de Aston Martin, también es el primer modelo de cinco plazas de la firma británica. Basta con echar un vistazo a la imagen adjunta para darnos cuenta de a qué nivel de lujo y sofisticación se ha diseñado el interior del modelo, con gran parte de los materiales hechos a mano, un techo panorámico de cristal completo y un cristal de puerta sin marco. Los asientos de la parte delantera, por cierto, son deportivos. Firma de la casa.

Ciertos toques en el diseño interior, incluidos los reposabrazos centrales separados, el diseño de la guantera y la posición ergonómica de los sistemas de control de llaves del coche han sido recomendados por el Consejo Asesor Femenino de Aston Martin, comentarios de los concesionarios y una gran variedad de grupos de enfoque privados.

El maletero del modelo tiene una capacidad de 632 litros, y sus asientos traseros, plegables, tienen una estructura 40:20:40. Todo ello con el objetivo de dotar al DBX de una funcionalidad extrema, para poder cargar maletas, bolsas de golf, material de esquí, etc.

Todo esto, entre otras cosas, en lo que se refiere al interior, porque el diseño exterior también es para tenerlo en cuenta. La misión era complicada: construir un coche absolutamente diferente a los 106 años de historia de Aston Martin, pero que siga pareciendo, que siga oliendo a Aston Martin. Un vehículo que huela a deportividad y, a la vez, a refinamiento off-road, esto es, que siga transmitiendo prestaciones, sensaciones, aunque no pise asfalto, sino caminos de tierra más o menos complicados.

Así, no podemos quedarnos impasibles ante la parrilla de la firma DB en la parte delantera, los laterales esculpidos y la línea de características de diseño, hasta el portón trasero inspirado en el Vantage. Se disipan nuestras dudas: sí, es un Aston Martin con todas las de la ley. Y no nos olvidemos de los adornos: sellos laterales de vidrio ocultos en las puertas sin marco, acabados de los pilares de vidrio, alféizares seccionados, y un nuevo, largo e impresionante etcétera.

Poco podemos decir de la silueta del vehículo que no lo haga la simple visión del DBX. La línea cupé ya es un must en la mayoría de los SUV de las marcas premium, pero Aston Martin la lleva hasta sus más impresionantes extremos, en conjunción con la espectacular parrilla. La firma se juega mucho con esta revolución, y desde luego la batalla de la primera vista está más que ganada.

Y claro, luego está el motor. El Aston Martin DBX monta el característico propulsor V8 de cuatro litros y doble turbocompresor de cuyo rendimiento ya sabemos por compartirlo con el DB11 y con el Vantage. Así, la potencia del primer SUV de Aston Martin es de 550 caballos, y un par máximo de 700 Nm. El sistema de escape activo dota al DBX de un sonido muy Aston Martin, con lo que se alcanzan los 100 km/h en tan solo 4,5 segundos, con una velocidad máxima de 290 km/h.

El Aston Martin DBX, que llegará a nuestras calles en el segundo trimestre de 2020, tiene un precio de salida en Alemania de 193.500 euros. Sus 500 primeros propietarios disfrutarán de un paquete especial 1913.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin