Status

Los banqueros británicos están haciendo negocio con el 'nuevo champagne' inglés

  • Los banqueros de la city de Londres están invirtiendo en el sector del vino
  • Una hectárea en Champagne es 10 o 20 veces más cara que en Inglaterra
  • El cambio climático ha contribuido a la producción de vino en Inglaterra
Madrid

El banquero Nicholas Coates ha cambiado totalmente su vida. Hasta los 47 años, momento en que dejó su carrera en banca de inversión, tomaba cada día el tren de las 5:41 de la mañana con destino a su trabajo en Londres para volver a su casa alrededor de las 22:30. Ahora Coates, de 60 años, simplemente camina por un jardín de rosas entre su casa y la sede de Coates & Seely, un fabricante de vino espumoso inglés que cofundó para enfrentarse al Champagne para aprovechar las similitudes entre el terruño de la zona de Champagne y el campo inglés. Una hectárea de viñedo en Champagne puede costar más de un millón de euros, 10 o 20 veces más caro que una parcela de tamaño similar en Inglaterra.

Este cambio de vida que protagonizó Nicholas se está extendiendo a un gran número de financieros. Banqueros, gestores de fondos y abogados corporativos están renunciando al sector financiero de Londres por los florecientes viñedos de Inglaterra. Están comprando tierras en Kent, Sussex y Hampshire y plantando uvas en campos que alguna vez se reservaron para trigo o ganado. Una tendencia que ha provocado que el vino inglés haya pasado de ser una broma a ser un contrincante serio. En 2019, La Perfide 2009 de Coates & Seely venció a los rivales franceses en la International Wine & Spirit Competition en Londres, los Oscar del vino. 

Otros financieros que se han transformado en viticultores incluyen a Mark Driver, quien dejó Horseman Capital Management para iniciar Rathfinny Wine Estate; Eric Heerema, ex abogado y administrador de activos que adquirió Nyetimber; e Ian Kellett, quien compró Hambledon Vineyard después de una carrera en Dresdner Kleinwort Benson. El multimillonario Michael Spencer, fundador de NEX Group Plc, posee una participación en la bodega Chapel Down.

El cambio climático

Esta tendencia creciente se vio favorecida por el verano inusualmente caluroso de 2018. A pesar sus peligrosas desventajas, el calentamiento global está permitiendo madurar las uvas en latitudes que en algún momento se consideraron marginales para el cultivo. Así, la producción total de vino en Inglaterra y Gales aumentó a 13,2 millones de botellas en 2018 desde los 5 millones de 2015, según el organismo comercial Wine GB. El área de cultivo de la vid ha aumentado un 83% desde 2015 y los viticultores se han centrado en el vino espumoso porque el suelo calcáreo de las regiones productoras del campo inglés es similar al de Champagne.

Además, la demanda de vino británico se ha visto impulsada por una mayor disponibilidad en minoristas como la tienda de comestibles de lujo Waitrose, que ofrece más de 100 opciones, así como en pubs y restaurantes. Incluso British Airways brindó por su centenario ofreciendo a los pasajeros de primera clase un blanc de noirs 2015 de Hattingley.

Una inversión de riesgo

Aún así, los posibles inversores deben tener una visión a largo plazo: Coates & Seely tardó unos ocho años en alcanzar el punto de equilibrio. Después de obtener clientes clave en el Reino Unido, incluido el Jockey Club, un consorcio de carreras de caballos y los palacios reales históricos, Coates quiere construir su marca de vinos espumosos en el escenario internacional. Además, ya se ha afianzado en campos de batalla parisinos como el Hotel George V y el restaurante insignia del chef Alain Ducasse. Ahora se vende en ocho países y Coates ha contratado a su hijo Tristram para impulsar una mayor expansión en el extranjero durante la próxima década.

"Después de eso, tengo una hamaca en el jardín, y mi último sueño es columpiarme en la hamaca como presidente permanente de la compañía y que me paguen por no hacer absolutamente nada", dice Coates. "Si alguien iba a escribir mi obituario, querría un poco más que banquero de inversiones".

comentariosforum2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
Diabolo
A Favor
En Contra

Si piensan que voy a comprar una botella de vino británico.... están locos !!!!! jajajajja

Los británicos solo saben hacer borrachuzos, ese es su plan de acción, británicos alcohólicos que vienen a España a dejarse la pasta !!!!

Puntuación 5
#1
De cajón
A Favor
En Contra

Cualquier cosa que tenga mucho alcohol y emborrache, es vendible en Las Islas, ya sea champagne de Groenlandia, pacharán de Sudán, sangría de Hungría, o lo que sea.

Puntuación 6
#2