Status

La historia de éxito tras los zuecos gallegos más cool de España (y Premio Nacional de Artesanía)

  • Sus diseños destacan por el color y el uso del animal print
  • Actualmente, Elena Ferro vende unos 8000 pares de zuecos al año
  • ¿Quién hubiera dicho que unas batas de guatiné son el origen de Inditex?
Zuecos Elena Ferro.
Madrid

Galicia es conocida por su paisaje verde, sus playas y por el buen comer: una nécora maridada con una copa de albariño frente a la playa de A Lazada es un buen resumen del placer de visitar esta comunidad. Sin embargo, en Galicia no solo se come muy bien y se disfruta del entorno. Esta región española sabe lo que es estar a la moda y vestir elegante, pues el negocio textil da tantos frutos o más que el campo.

Solo con mencionar Inditex y Amancio Ortega se mantiene la tesis. Pero son muchas más las empresas gallegas que han encontrado un nicho de negocio en este sector. Ahí está Bimba y Lola, Adolfo Domínguez, Purificación García, Antonio Pernas o Roberto Verino. Una lista de pesos que pasados a la que quizá en un futuro toque añadir a Elena Ferro, la artesana que ha conseguido poner de moda el calzado de los labriegos gallegos: los zuecos. Un éxito que, además, le ha valido el Premio Nacional de Artesanía 2019.

Desde una pequeña tienda en la calle Rego de Auga de A Coruña, Elena Ferro está marcando tendencia con sus zuecos, zocos en gallego. Un tipo de calzado que fue utilizado por trabajadores del campo, pero que cayeron en desuso hace 40 años, con la llegada de las katiuskas.

La tarea de hacer moda urbana a partir de unos zuecos no ha sido sencillo. Elena Ferro, desde su pequeño taller en Pontevedra, comenzó a asistir a ferias internacionales de calzado para presentar sus zuecos. Eran modelos bastante similares a los originales utilizados en el campo, un respeto a la tradición que provocó un éxito nulo.

Sin embargo, la artesana siguió trabajando hasta que en la década de 2010 comenzó a fabricar un tipo de zueco que mantenía la tradición, pero era más cómodo, más flexible, y sobre todo más original: colores llamativos, animal print y lazos han hecho de los zocos gallegos un producto de moda. De hecho, es raro caminar por Coruña y no cruzarse con alguno de sus modelos en los pies de los coruñeses.

Actualmente, vende unos 8000 pares al año. Es cosa del futuro saber si los zocos de Elena Ferro la convierten en una empresaria de éxito. Lo cierto, ¿quién hubiera dicho que unas batas de guatiné son el origen de Inditex?

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin