Status

Resolvemos todas las dudas sobre cómo preparar la tabla de quesos perfecta (y solo con producto nacional)

  • "Entre 5 y 6 tipos de quesos sería una cantidad bastante completa"
  • "Se recomienda comer un pequeño trozo de manzana verde o ácida"
  • "Los vinos blancos, cavas y cerveza potencian el sabor del queso"
Tabla de quesos de Gran Cardenal
Madrid

La tabla de quesos es un básico de muchas cenas y comidas de Navidad. Víctor Martín, propietario de la quesería El Gran Cardenal, resuelve todas las dudas sobre cómo preparar una buena tabla de quesos españoles y cómo hay que tomarla y maridarla.

¿Cuándo se debe tomar una tabla de quesos: aperitivo, primer plato o postre?

Depende del gusto del consumidor, pero podemos disfrutar de una tabla de quesos como aperitivo o como postre, siempre es una buena elección para empezar o acabar una comida.

¿Cuántos tipo de quesos hay que poner en una tabla de quesos?

Entre 5 y 6 tipos de quesos sería una cantidad bastante completa para poder apreciar todos los matices y probar sabores diferentes.

¿Se puede hacer una buena tabla de quesos solo con referencias españolas?

Por supuesto, España es uno de los países más ricos en diversidad de quesos.

¿En qué orden se deben tomar?

Siempre catamos del queso más suave al de más sabor para evitar que los sabores intensos nos perjudiquen la cata.

¿Con qué otros alimentos combinarías una tabla de quesos?

Se recomienda comer un pequeño trozo de manzana verde o ácida, pan o bebidas para limpiar el paladar y poder apreciar mejor los matices de los siguientes quesos que catemos. Si queremos acompañar los quesos, siempre es interesante combinarlos con membrillo, nueces, miel, pasas e incluso, depende el tipo queso, con alguna mermelada.

¿Con qué bebida la maridaría?

Los vinos blancos, cavas y cerveza potencian el sabor del queso, por lo que recomendaría maridarlos con este tipo de bebidas.

La tabla de quesos perfecta

Un queso fresco de oveja con una textura suave, granulada y con mucha humedad. Un sabor limpio y suave con una extraordinaria cremosidad propia de la leche de oveja.

Seguiríamos con un queso de  cabra recubierto exterior con pimentón natural, le aporta un atractivo color rojizo al queso, además de un aroma y sabor muy especial. La unión de la cremosidad de la leche de cabra y sabor del pimentón natural, es una de las mejores combinaciones posibles en quesos.

Continuamos con un queso de mezcla elaborado con leche pasterizada de oveja, vaca y cabra. Ofrece un olor y sabor de intensidad media a la familia de los lácticos: a yogur, mantequilla y ese ligero gusto final de la leche de cabra.

A continuación un queso de mezcla cabra y vaca con vino Ribera del Duero. Es una combinación única en las que se une la cremosidad de la leche de cabra y el dulzor que aporta el Vino Ribera del Duero, así como el efecto visual que aporta sus vetas en el queso.

Después tomaríamos un queso de oveja 100%. Por ejemplo, un queso castellano elaborado con la leche más seleccionada.

Para finalizar queso de oveja 100% con aroma de trufa.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin