Status

Castilla-La Mancha, una región 'Michelin': por primera vez, todas sus provincias consiguen estrella

  • Ayer tuvo lugar la gala Guía Michelin para España y Portugal 2020
  • Castilla-La Mancha sumó un total de ocho distinciones
  • Cenador de Amós, de Cantabria, fue el único que consiguió las tres estrellas
Madrid

Que en la provincia castellanomanchega se come bien, no es ninguna sorpresa, pero nunca antes había tenido un reconocimiento tan oficial. Los restaurantes de Maralba de Almansa, Albacete (dos estrellas), El Bohío de Illescas, Toledo (una estrella), El Doncel de Sigüenza, Guadalajara (una estrella), El Molino de Alcuneza de Sigüenza / Alcuneza, Guadalajara, (una estrella), Iván Cerdeño, Toledo (una estrella), Retama, de Torrenueva, Ciudad Real (una estrella) y Trivio, Cuenca (una estrella) consiguieron la máxima distinción en la celebración de la gala de la Guía Michelin para España y Portugal 2020, que tuvo lugar anoche en el Teatro Lope de Vega y Casino de la Exposición de Sevilla.

De esta manera, por primera vez en la historia de la Guía, todas las provincias de Castilla-La Mancha han conseguido su distinción en los galardones de gastronomía más importantes, que este año celebran sus 110 años de historia en la península Ibérica.

Javier Aranda, natural de Villacañas (Toledo) y chef ejecutivo de Retama, el restaurante ubicado en el interior del hotel La Caminera Club de Campo de la localidad de Torrenueva de Ciudad Real, muestra en una entrevista con elEconomista su alegría por traer a su región la máxima distinción. El restaurante ha conseguido su primera estrella Michelin de la mano del Aranda y todo su equipo, que saben que, ahora, deben "remar juntos para darle solidez y regularidad al proyecto al que tanto esfuerzo hemos dedicado".

"Este es el primer proyecto que llevo a cabo en mi tierra, por lo que se convierte en el más personal para mí. Estoy muy agradecido de servir como representación de la cocina castellanomanchega, que está muy degradada", indica el chef. Y es que, Aranda se convertía en 2016 en el chef más joven del mundo en conseguir una estrella Michelin en cada uno de sus restaurantes de Madrid -La Cabra y Gaytán- y en el único que ha obtenido dicho galardón en tan poco tiempo, pero todavía tenía un sueño: llevar el astro de la Guía Roja a la tierra que le vio nacer.

Javier Aranda, chef.

Así, queriendo ser fieles a sus raíces, en Retama proponen una comida de "chup chup". En otras palabras, un recetario manchego reinventado, de vanguardia, donde quieren hacer una máxima representación de la comida de la región, llevándola a la mesa de una manera "elegante, diferente y de vanguardia, pero con un sabor que pueda identificarse 100%", aclara.

Respecto a los platos más populares del restaurante gastronómico, el toledano explica que, más que por clásicos, su carta se guía siempre por la materia prima y la temporalidad. No obstante, algunas de las elaboraciones que han hecho mella en su mesón son la versión manchega de la sopa castellana y las sardinas con pisto manchego, entre otros.

Retama.

Con todo, el chef asegura que este galardón les servirá para seguir defendiendo, junto con todo su equipo, la comida de su tierra, además de para "posicionar muy bien" al hotel y atraer al público que busca la estrella Michelin. En este punto, Aranda aprovecha para hacer un llamamiento a "todos los compañeros de la región" para poder organizar, en un futuro próximo, un encuentro donde, entre todos los profesionales del sector, puedan mostrar lo mejor de la comida de la Comunidad.

Aranda, el 'biestrellado' más joven

Javier Aranda creció en el seno de una familia de tradición hostelera y a los 16 años decidió convertir en oficio una pasión que tenía desde niño formándose en la Escuela de Hostelería de Toledo. Adquirió experiencia en El Bohío, Ars Vivendi, Urrechu y Santceloni y fue jefe de cocina en Piñera, donde recibió el premio al Cocinero Revelación de Madrid Fusión con solo 25 años, hasta que en 2013 se animó a abrir su propio restaurante: La Cabra, que apenas un año después de su apertura obtenía el reconocimiento de Michelin y que actualmente ha convertido en un moderno gastrobar de ambiente desenfadado y cocina de tapeo. En 2016 inauguraba un segundo local en la capital, Gaytán, donde en tan solo cinco meses recibía otro astro de la Guía Roja convirtiéndose en el chef más joven del mundo en conseguir una estrella Michelin en cada uno de sus restaurantes y en el único que ha obtenido dicho galardón en tan poco tiempo.

Perdida la estrella de La Cabra –que decidió 'sacrificar' en pro de la informalidad del nuevo concepto del local–, el cocinero toledano vuelve a ostentar dos estrellas Michelin, una en Gaytán y otra en Retama, donde desarrolla una cocina de autor que cede todo el protagonismo a los productos de la región. Una propuesta con identidad propia en la que plasma su particular visión de la cocina manchega, mezclando modernidad y tradición, y en la que las materias primas de proximidad y de temporada se combinan con técnicas y sabores de otras culturas.

Guía Michelin 2020

En la noche de gala celebrada ayer, la Guía Michelin incorporó a su exigente selección un establecimiento de más de tres estrellas, seis restaurantes de dos estrellas y hasta 23 novedades en la categoría de una estrella. El Cenador de Amós, una encantadora casona-palacio ubicada en la pequeña localidad cántabra de Villaverde de Pontones, fue la única en alcanzar el triestrellato.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.