Status

Ocho destinos para vivir grandes aventuras y escapar del turismo convencional

  • Cada vez son más las personas que apuestan por un turismo de experiencias
  • La agencia Kinsai desgrana esta nueva tendencia y algunos destinos
  • Kinsai, agencia especializada en viajes a medida, desgrana esta nueva tendencia
Desierto de Atacama
Madrid

El turismo de experiencias, aquel que convierte al turista en un viajero que participa activamente en su destino, gana fuerza frente al denominado turismo de masas. Esta nueva tendencia se apoya en dos pilares: el primero, las ganas de vivir un turismo más auténtico con experiencias diferentes que se queden en el recuerdo; el segundo, la apuesta por parte de los destinos de ofrecer alternativas que complementen sus ofertas más tradicionales.

2019 ha coronado el turismo de experiencias como una tendencia consolidada en el sector viajes y desplazando en el ranking de lugares más buscados a grandes clásicos como la Riviera Maya o las famosas playas de Ipanema y Copacabana de Río de Janeiro. Los turistas se convierten en viajeros que buscan integrarse al máximo en la cultura local y conocer desde su gastronomía hasta su cultura o el día a día de sus habitantes.

Kinsai, agencia especializada en viajes a medida, desgrana los destinos más demandados por los nuevos turistas, desde visitar el desierto de Atacama y conocer los misterios del cosmos hasta adentrarse en el corazón de los glaciares de la Patagonia argentina o conocer a la tribu africana de cazadores-recolectores Hadzabe, en Tanzania, de la que solo quedan 500 personas. "Cada vez tenemos una mayor demanda de personas que en sus vacaciones quieren planear algo diferente, huir de los destinos masificados y vivir una experiencia a medida, disfrutando de un turismo responsable e integrándose en la cultura del lugar" comentan desde Kinsai.

Ranking de los destinos más demandados en el turismo de experiencias según Viajes Kinsai

1.- En busca de las auroras boreales en Yukón, Canadá

Yukón, Canadá

"De octubre a marzo Yukón es uno de los mejores lugares para disfrutar de las auroras boreales" afirman desde Viajes Kinsai. Sin duda, se trata del destino perfecto para huir del turismo de masas y adentrarse en un territorio salvaje, con una extensión tan grande como España, pero con tan solo 34.000 habitantes. Rozando el Círculo Polar Ártico, este destino se alza como un lugar indispensable para los más aventureros que podrán también disfrutar de majestuosos paisajes llenos de glaciares, bosques infinitos y las montañas más altas de Canadá.

2.- Entre ballenas y tiburones blancos en Sudáfrica

Para los amantes de la naturaleza y la vida marina, Hermanus, en la costa meridional de Sudáfrica, se convierte en uno de los destinos imprescindibles para disfrutar del avistamiento de ballenas desde la costa o alta mar. Desde Viajes Kinsai recomiendan ir "de julio a noviembre, ya que conviven varias especies a la vez: las ballenas francas australes, las ballenas jorobadas y las ballenas de Bryde, estas últimas presentes durante todo el año". Y, si la experiencia sabe a poco, en Gansbaai, ciudad costera cercana a

Ciudad del Cabo, se pueden ver tiburones blancos e incluso existe la posibilidad de bañarse con ellos.

3.- Recorriendo la Costa Oeste de Estados Unidos en coche

Gran Cañón de Colorado

El Gran Cañón del Colorado, el Parque Nacional de Yosemite, Antelope Canyon o Yellowstone son algunas de las grandes maravillas que se pueden ver si se decide hacer un road trip por la Costa Oeste de EE.UU. Millas y grandes experiencias en uno de los viajes más espectaculares para conocer en profundidad el paisaje estadounidense y formar parte de él.

4.- La Patagonia argentina, en el corazón de los glaciares

La inmensidad de la naturaleza está presente en la Patagonia argentina, hogar de uno de los glaciares más imponentes del mundo: Perito Moreno, un gigante de 30 kilómetros de largo y 60 metros de alto ubicado en el Parque de los Glaciares y que cada día avanza dos metros en dirección sur, dejando a su paso diversos desprendimientos. Los más aventureros no solo podrán contemplar al gran coloso, sino que también tendrán la oportunidad de caminar por él.

5.- Peregrinaje a la espiritualidad de Japón en el monte Koya

Cementerio monte Koya

Alejarse de los ruidos y de la masificación es posible si se planifica un viaje al Japón más rural. Ya sea para conectar con uno mismo, para conocer la vida de los monjes budistas o para sumergirse en la naturaleza desde el respeto y la contemplación, el monte Koya, a las afueras de Osaka, es casi una visita obligada. Además de poder dormir en un monasterio y participar de los servicios religiosos del templo, los viajeros podrán saborear la gastronomía propia del país y realizar el Camino de Kumano, la ruta hermana del Camino de Santiago en España, que cuenta con más de 1.000 años de antigüedad y que en 2004 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

6.- Desove de tortugas marinas en las playas de Costa Rica

"De julio a octubre las tortugas verdes marinas llegan a las playas de Costa Rica para poner sus huevos y son varias las zonas que permiten disfrutar del espectáculo en directo siendo uno de los más famosos el Parque Nacional de Tortuguero" afirman desde Viajes Kinsai. Un destino ideal para las familias, los amantes de los animales y la naturaleza. Por supuesto, Costa Rica también ofrece grandes paisajes selváticos, volcanes, playas y manglares que llenarán el viaje de experiencias únicas e irrepetibles.

7. Astroturismo en el desierto de Atacama, Chile

Lejos de la contaminación lumínica de las ciudades, es posible observar la infinidad del cosmos en las noches y el desierto de Atacama, en Chile, se alza como uno de los lugares favoritos de los amantes de la astronomía. De hecho, en Atacama se encuentra

ALMA, el mayor observatorio del mundo que ofrece visitas guiadas para conocer de primera mano el trabajo de sus científicos. Además, en la zona existen diversos tours astronómicos para observar el cielo nocturno y deleitarse con las maravillas de la naturaleza.

8.-Conociendo a la tribu Hadzabe, Tanzania

Tribu Hadzabe

En los alrededores del lago Eyasi, en el valle del Rift y cerca de la llanura del Serengeti, habitan los Hadzabe, una tribu de cazadores-recolectores de los que apenas quedan 500 individuos. Ideal para los más curiosos, es posible viajar a Tanzania y conocer de cerca su modo de vida, que permanece inalterable desde hace al menos 100 años. Es más, se dice que sus historias, transmitidas de manera oral de generación en generación, son tan antiguas que algunas de ellas podrían remontarse incluso a antepasados extintos como el homo erectus. Sin duda, un destino inigualable para todos los viajeros ávidos de nuevas experiencias.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0