Status

El Real abre 'Don Carlo', el drama español de Verdi

  • Entre el 16 de septiembre y 8 de octubre, el Real ofrece 14 funciones
Una de las escenas de la ópera 'Don Carlo'. Monika Ritterhaus | Oper Frankfurt
Madrid

El Teatro Real comienza su temporada con Don Carlo, de Giuseppe Verdi, que vuelve alReal 14 años después de su última representación, en mayo de 2005. Un propuesta escénica de David McVicar y dirección musical de Nicola Luisotti que está al frente de tres repartos de primer nivel con figuras de la talla de Ainhoa Arteta, María Agresta, Francesco Meli o Silvia Tro Santafé.

En esta ópera, Verdi retoma temas recurrentes como?la lucha entre los sentimientos íntimos y el deber político, el ansia de libertad frente al poder opresor, los ideales revolucionarios, los amores prohibidos, la relación paterno-filial y la amistad.? Y lo hace a partir de la sensibilidad e ímpetu románticos de Friedrich Schiller, autor del poema en que se basa la obra, Dom Karlos, Infant von Spanien. Una historia que narra los conflictos en la vida del príncipe Carlos (1545–1568) después de que su prometida, Isabel de Valois, se casara en lugar de con él, con su padre el rey Felipe II. Esto ocurrió en cumplimiento de uno los acuerdos del tratado de paz que puso fin a la guerra italiana de 1551-1559 entre las Casas de Habsburgo y Valois. Al tiempo, aparece aparecen la Contrarreforma, la Inquisición y la rebelión de en Flandes.

Varias versiones

Escrita para la Ópera de París, donde triunfaba la grand opéra, con sus cánones grandilocuentes (temas históricos o mitológicos, grandes masas corales y sinfónicas, ballets, etc.), la primera versión de Don Carlo, con libreto original en francés de François Joseph Méry y Camille du Locle, se estrenó en 1867, con gran pompa y boato, incluyendo la presencia de la familia real francesa.

Sin embargo, Esta es la ópera más larga del catálogo de Verdi y la que fue sometida a un mayor número de revisiones. Así, el autor, disgustado con las diversas adaptaciones y versiones de la ópera en italiano, decide reducir la duración para facilitar su difusión y evitar que cada teatro cortase la partitura a su antojo. Nace así la llamada versión de Milán, de 1884, en la que se suprimen el primer acto y el ballet. Una versión en cuatro actos, más corta, más ágil, pero más débil dramatúrgicamente, que es la que se presentó en el Teatro Real en 2001 y en 2005, con puesta en escena de Hugo de Ana.

Sin embargo, dos años después del estreno de la versión reducida, Verdi vuelve a revisar la partitura restituyéndole el primer acto, para dar una mayor consistencia dramatúrgica a la obra. Nace así la llamada versión de Módena, de 1886, con cinco actos y sin ballet, que es la que se puede vera ahora en el Real.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0