Status

La historia de las prendas básicas del verano masculino

  • El lino, la alpargata o el sombrero de paja, los aliados del hombre en verano
  • El lino la fibra natural de origen vegetal es la más antigua del mundo
  • Aunque se llame panamá, el famoso sombrero de paja viene de Ecuador
Madrid

Las prendas de lino, las alpargatas de esparto y los sombreros de paja constituyen la mayoría de los outfits que un hombre viste en la temporada primavera-verano, bien en conjunto o por separado. Sus materiales naturales aportan frescura y ligereza, algo indispensable para esta época del año. No hay verano sin estas complementos, pero, ¿cuál es el origen de estas prendas básicas del armario de un hombre?

Las alpargatas

Este calzado es la mejor opción para conseguir un estilo actual y casual, pues son fácilmente combinables con prendas livianas, de día o de noche. Además, su tejido aporta frescura y comodidad. Su origen se remonta al antiguo Egipto, con las sandalias egipcias, aunque Roma fue pionera en cubrir el empeine de este calzado. En España están documentadas desde 1322, y desde entonces fueron llevadas primero por soldados o campesinos, hasta llegar a las clases sociales más elevadas, e incluso pasaron a ser un elemento típico de muchos trajes regionales. El auge de este calzado tuvo lugar durante el siglo XX, en la década de los años 70. Fue Yves Saint Laurent quien incorporó alpargatas con tacón en sus desfiles, algo que las convirtió en objeto de deseo: crecieron los diseños, se multiplicaron los modelos y ascendieron los precios. Hoy día, hay multitud de modelos, siempre realizados sobre una base de esparto, y combinados con materiales como el lino, la piel de serraje, el yute o incluso con rejilla, permitiendo una mayor transpiración.

El sombrero de paja

Uno de lo más famosos es el sombrero panamá, pero, a pesar de este nombre, son originarios de Ecuador, país que sigue siendo el primer exportador y el de mejor calidad. Este sobrenombre lo consiguió porque alcanzaron relevancia durante la construcción del Canal de Panamá, cuando millares de sombreros fueron importados desde Ecuador para el uso de los trabajadores de la construcción. Declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco en 2012, se realiza con paja toquilla, una fibra de palma cultivada en varios países de Latinoamérica, y al realizarse todo el proceso de elaboración a mano puede durar semanas o meses. Es una pieza clave en los outfits de verano, pues es perfectamente combinable tanto con prendas más desenfadades como, incluso, con traje de chaqueta, como bien han demostrado famosos como Winston Churchill o Jaquín Sabina.

El traje de lino

El verano es sinónimo de lino, tejido indispensable en las prendas del armario masculino al ser un material termorregulable (se adapta muy bien a la temperatura ambiental), de secado rápido, con capacidad de absorción y resistente. Muchas son las virtudes de este tejido comodín para todos aquellos hombres que busquen un estilo business casual en los meses de calor. Esta fibra natural de origen vegetal es la más antigua que se conoce y la primera en ser utilizada en la industria textil y, de hecho, la primera camisa de la historia estaba confeccionada en lino. Como las alpargatas, ya se utilizaba en el antiguo Egipto para la fabricación de prendas de vestir, y también para la momificación. En Europa occidental, el lino se consagró como la fibra textil más importante después de la lana hasta el siglo XVIII, y ha sido considerado tradicionalmente como el mejor del mundo al cultivarse en los mejores suelos del continente. El cultivo del lino se extendió a América durante el siglo XVIII y alcanzó su máximo esplendor mundial durante la Segunda Guerra Mundial. Las prendas de lino aportan un estilo desahogado típico de estas fechas, pero sin renunciar a un ápice de elegancia. Eso sí, se arrugan con mirarlas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0