Salud

Un grupo de médicos catalanes quiere aportar su experiencia como pacientes

Barcelona, 7 mar (EFE).- Una mesa diseñada para que el médico informe y conforte y no le separe del paciente o que los techos de los hospitales sean de colores y tengan dibujos son algunas sugerencias sencillas que quiere aportar un grupo de médicos catalanes al sistema sanitario, tras vivir graves enfermedades.

El Grupo Janus es una iniciativa impulsada por una docena de profesionales de la salud de Cataluña que han vivido y viven enfermedades duras y difíciles y que se han propuesto aprovechar la combinación de su experiencia y conocimientos para aportar ideas y reflexiones que contribuyan a mejorar la asistencia sanitaria de todos los ciudadanos.

Este grupo lo han presentado este jueves en rueda de prensa en el Colegio de Médicos de Barcelona, que apoya la iniciativa, por parte del presidente de esta entidad, Jaume Padrós; Àlvar Agustí, médico del Hospital Clínico, donde estuvo ingresado nueve semanas en la UCI por el síndrome de Guillain-Barré; y Esther Pallisa, radióloga del Hospital de la Vall d'Hebron, que ha vivido un cáncer.

La idea de crear este grupo surgió, tras participar en un reportaje de La Vanguardia hace dos años, los médicos Àlvar Agustí; Manel Escobar, del Hospital de la Vall d'Hebron, y Domingo Escudero, del Hospital Clínic, que han superado enfermedades graves.

Tras esa entrevista, los tres médicos pusieron en común sus experiencias como usuarios del sistema sanitario y consideraron que podían contribuir a mejorar la atención a los pacientes.

Mejorar la comunicación, la empatía y una mayor humanización son algunas de las consideraciones generales que han aportado estos médicos, a los que ya se han sumado también una enfermera y una bióloga.

Como mejoras más concretas, Agustí ha explicado que usa ahora en su consulta del Hospital Clínic una mesa redonda, diseñada expresamente, que no le separa de sus pacientes, sino que los tiene al lado explicándoles sus dolencias y, si es necesario, tocándoles para dar ánimos o confortar, lo que aporta un valor terapéutico "muy importante".

El éxito de este pequeño gesto ha sido tal que muchos facultativos del Hospital Clínic han pedido tener también esa mesa, que ofrece "un cambio radical de percepción" tanto a los médicos como a los enfermos, ha considerado.

Escobar ha apuntado, por su parte, a la humanización de los espacios y los circuitos sanitarios en los centros sanitarios, teniendo en cuenta el tiempo que emplean los pacientes en salas de espera porque "ese tiempo también tiene valor, como el de los médicos".

La comunicación con el paciente es también otro de los aspectos que, a juicio de estos facultativos que también han sido pacientes, debe mejorar, con formación pre y post grado porque ninguna asignatura aborda este tema en la carrera de Medicina, ha indicado Escobar.

El hecho de que los médicos visiten a los pacientes al pie de la cama y no se acerquen, como sí lo hacen auxiliares y enfermeras habitualmente, es otra reflexión que han hecho los miembros de Janus.

"Algo falla -ha apuntado Agustí- cuando se está estudiando en la carrera lo mismo que hace 50 años, periodo en el que la sociedad ha cambiado tanto y ha ido conquistando derechos".

Entre los objetivos del Grupo Janus se encuentra organizar reuniones periódicas para debatir temas específicos y publicar un informe anual de recomendaciones, que será difundido por el Colegio y que se pondrá a disposición de los profesionales y las autoridades sanitarias de Cataluña.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint