Política

Liderazgo laborista se une a protesta de izquierdas con chalecos amarillos

Londres, 12 ene (EFE).- El "número dos" del Partido Laborista británico, John McDonnell, encabezó hoy una manifestación en Londres contra las medidas de austeridad del Gobierno conservador, en la que muchos participantes llevaban chalecos amarillos en solidaridad con sus camaradas franceses.

Al término de la marcha, en la plaza de Trafalgar, McDonnell leyó ante la multitud un mensaje del líder laborista, Jeremy Corbyn, en el que pidió unas elecciones generales anticipadas para crear una "sociedad más justa e igualitaria".

Corbyn dijo que su formación "está preparada para tomar el poder" si el Ejecutivo "tory" de la primera ministra, Theresa May, pierde el próximo martes la votación de su acuerdo para la salida de la Unión Europea (UE).

Si el pacto es rechazado, los laboristas, primera fuerza de la oposición en la Cámara de los Comunes, se plantean entonces impulsar una moción de censura -si creen que cuentan con los votos necesarios para ganarla-, lo que instigaría la dimisión del Gobierno y unas elecciones.

Miles de personas de diversas edades y procedencias, entre ellas sindicalistas y gente llegada de Francia, participaron en la marcha por el centro londinense, organizada por el grupo contra la austeridad Asamblea del Pueblo.

La portavoz de este grupo, Ramona McCartney, dijo que la manifestación con chalecos amarillos pretende "retomar el espacio político acaparado por el 'brexit" y "expresar solidaridad con la izquierda y la clase trabajadora francesa", que protesta con ese atuendo.

Entre los participantes, estuvieron Laurie Martin, de 26 años, y Erick Simon, de 57, de Normandía (Francia), que se solidarizaron con los británicos porque, dijo Martin, sus demandas "son las mismas que las de todos los que luchamos contra la austeridad en Europa".

"Todos los países europeos deberían unirse en esta batalla contra la austeridad", apuntó Simon.

En los últimos días, ha habido también pequeñas manifestaciones en las inmediaciones del Parlamento británico por parte de elementos de extrema derecha que, en algunos casos, llevaban asimismo chalecos amarillos.

La Policía de Londres ha aumentado la seguridad en la zona después de que algunos de ellos intimidaran a políticos y periodistas, en medio de un incremento de las tensiones por el proceso de "brexit".

Scotland Yard informó hoy de la detención de uno de los presuntos instigadores del acoso, James Goddard, que afronta un posible cargo de alteración del orden público por haber llamado "nazi" a la diputada conservadora Anna Soubry, por su apoyo a un segundo referéndum sobre la permanencia en la UE.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado