Política

Zarif exige al Reino Unido que dejar de ser "cómplice" de las sanciones de EEUU

Teherán, 20 jul (EFE).- El ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, exigió hoy al Reino Unido dejar de ser "cómplice" de las sanciones de Estados Unidos contra Irán, un día después de que la Guardia Revolucionaria capturara un petrolero británico.

"El Reino Unido debe dejar de ser cómplice del terrorismo económico de Estados Unidos", escribió Zarif en su cuenta oficial de Twitter, en alusión a las sanciones impuestas por Washington a Irán tras retirarse del acuerdo nuclear de 2015.

El petrolero británico Stena Impero fue detenido el viernes en el estrecho de Ormuz con 23 tripulantes a bordo y se encuentra ahora en el puerto iraní de Bandar Abas, mientras se desarrolla la investigación en curso.

La Organización de Puertos y Navegación de la provincia iraní de Hormozgan informó hoy de que fue apresado por colisionar con un barco pesquero y no responder a las advertencias, mientras que la Guardia Revolucionaria indicó que había incumplido las normas de navegación.

Al respecto, el jefe de la diplomacia hizo hincapié en que Irán garantiza la seguridad en el golfo Pérsico y defiende las normas de navegación.

"A diferencia de la piratería en el estrecho de Gibraltar, nuestra acción en el golfo Pérsico es defender las normas marítimas internacionales", subrayó.

Zarif se refirió al hablar de piratería a la retención desde hace dos semanas en Gibraltar del petrolero Grace 1, capturado por la Marina británica al sospechar que transportaba crudo a Siria, país sujeto a sanciones europeas.

Las autoridades iraníes han negado que se dirigiera a Siria y consideran que su detención se debió a las presiones de EEUU, por lo que amenazaron con responder.

De hecho, varios responsables iraníes reconocieron hoy que la captura del Stena Impero es un acto de represalia por la retención en Gibraltar del Grace 1.

El secretario del poderoso Consejo de Discernimiento de Irán, Mohsen Rezaí, aseguró que las autoridades no retrocederán a la hora de "tomar medidas de represalia" incluso contra "la Reina" inglesa.

El ministro de Exteriores británico, Jeremy Hunt, advirtió el viernes de que puede haber "graves consecuencias" si la situación no es resuelta pronto, aunque -matizó- que no está considerando opciones militares.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint