Politica

Funes reitera diálogo y rechaza "amenazas militaristas" en golfo de Fonseca

San Salvador, 13 mar (EFE).- El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, reiteró hoy su "total disposición" de superar por el diálogo los problemas en el golfo de Fonseca (Pacífico), que también comparten Nicaragua y Honduras, y rechazó "amenazas militaristas" atribuidas al ministro hondureño de Defensa, Marlon Pascua.

Pascua advirtió de que su país cuenta con aviones F5 para defender su soberanía en el golfo, mientras que el presidente hondureño, Porfirio Lobo, aseguró que una reunión trinacional convocada por él se pospuso por supuesta falta de "voluntad" de El Salvador.

"Tenemos la firme convicción de que la problemática del golfo de Fonseca se resolverá en el marco de la hermandad y de los intereses comunes de nuestros pueblos", expresó Funes en una carta enviada hoy a Lobo, informó la Presidencia salvadoreña en un comunicado.

Funes le dijo a Lobo, según la nota oficial, que "las declaraciones que se adjudican a su ministro de Defensa -de ser veraces las versiones periodísticas- poco contribuyen a este proceso de entendimiento".

"No son amenazas militaristas lo que necesitan nuestros gobiernos y nuestros pueblos para ponernos de acuerdo", aseveró.

Pascua advirtió a Nicaragua y El Salvador de que Honduras defenderá hasta con sus aviones caza F5 si es necesario, su derecho de salida abierta al Pacífico, ante el impedimento que pretenden esos países en el golfo, donde también son frecuentes los incidentes por pesca ilegal.

"Los F5, los aviones hondureños, son una garantía que tiene Honduras para poder ejercer ese derecho de proteger la integridad de su territorio nacional y poder ejercer soberanía también", dijo Pascua a la radio HRN en Tegucigalpa.

Honduras defiende sus límites en el golfo de Fonseca y su salida al Pacífico en base al fallo de la Corte Internacional de Justicia, del 11 de septiembre de 1992, que definió los límites terrestres y marítimos con El Salvador, y puso fin a un centenario contencioso limítrofe y migratorio entre ambos países centroamericanos.

Por su parte, Lobo indicó que la reunión a la que él había invitado a Funes y a su homólogo de Nicaragua, Daniel Ortega, el próximo día 19, para tratar sobre la situación en el golfo, ya no será posible, al menos para esa fecha.

La reunión no se celebrará, "porque al final no hay la voluntad que tenemos nosotros, sobre todo de los amigos de El Salvador, no tienen esa voluntad, no entiendo por qué", subrayó Lobo en Amapala, puerto hondureño en el golfo de Fonseca donde se celebraría dicha reunión, según publicó hoy la prensa de ese país.

Funes manifestó en su misiva a Lobo "su total disposición de avanzar en el proceso para convertir al golfo de Fonseca en una zona de paz, desarrollo sostenible y seguridad", remarcó el comunicado.

"El Salvador ha impulsado firmemente el abordaje de las problemáticas comunes en la zona del golfo de Fonseca. Mi país ha intervenido activamente en reuniones trinacionales de presidentes, la última de las cuales se celebró el 4 de diciembre de 2012 en Managua", le recordó Funes a Lobo.

"Estoy en total disposición para avanzar en el cronograma de trabajo que nos hemos propuesto para hacer de la zona del Golfo de Fonseca una Zona de Paz, Desarrollo Sostenible y Seguridad", agregó el presidente salvadoreño.

"Tengamos presente los avances alcanzados entre los tres países para abordar esta temática y los asuntos discutidos en la Reunión Trinacional de Cancilleres, realizadas en mi país el pasado 2 de marzo de 2013", recalcó.

Funes le reiteró a Lobo su "firme interés en reinstalar las seis mesas temáticas en el marco de la Declaración de Managua".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint