Opinión

El IPC pone en serios apuros a las familias

Las estadísticas de la industria agroalimentaria reflejan ya una situación por completo anómala, pero desgraciadamente predecible.

Se trata de los retrocesos del consumo de los alimentos más básicos de la cesta de la compra, en términos de kilogramos adquiridos. Las bajadas rozan el 20% en el caso del 20% en el caso del pescado y llega al 13% en la carne.

En otras palabras, ante la inflación histórica que España afronta, las familias no están consumiendo otros productos (ya que en muchos casos no hay artículos sustitutivos), sino que están empobreciendo su dieta.

La llegada hasta extremo la difícil situación de miles de hogares y permite prever un descenso del consumo, que afectará al conjunto del PIB, ya en los últimos meses de este año.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin