Opinión

Fomento toma el control en las últimas nevadas

En la imagen, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna.

La mala gestión del colapso en la AP-6 el Día de Reyes, que dejó a miles de coches bloqueados toda la noche, ha pasado factura a la DGT. Así se desprende de lo que fuentes de la Dirección General ya llaman "pérdida de poder" del organismo que dirige Gregorio Serrano.

A pesar de que Serrano contó con el respaldo del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, dicen que ahora Fomento quiere evitar todo riesgo y se ha hecho cargo de la gestión viaria en las recientes nevadas. Se comenta que, durante el temporal de la primera semana de febrero, fue el departamento de Íñigo de la Serna el que encabezó la gestión y ordenó lo que tanto la DGT como las concesionarias tenían que hacer.

"Se decidió el cierre de la AP-6 el pasado 5 de febrero por temor a que se volviera a convertir en una ratonera", dicen desde Fomento. Las mismas fuentes añaden que el propio ministro estuvo personalmente al corriente de todo el operativo. "La decisión de la DGT de reabrir el día de Reyes la AP-6 fue una decisión equivocada y generó el colapso. De ahí que el Ejecutivo haya querido curarse en salud y Fomento ejerce ahora un mayor control", dicen en el Ministerio.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado