Opinión

El gran engaño de la crisis o cómo la "austeridad" sirve para mantener los privilegios de los políticos

La mayoría de los integrantes de la casta política española, sobre todo a nivel local y autonómico, poseen una preparación académica y una cualificación profesional muy deficiente. No obstante, estas carencias no representan ningún impedimento para que hayan podido desarrollar una intuición y un instinto de supervivencia más propio del mundo animal que del ser humano.

El diseño y la implantación de una estrategia política basada en el engaño sutil les ha valido a muchos de ellos para perpetuarse en el cargo y, por tanto, en el poder. Y no representaría ninguna novedad afirmar que determinados gobiernos han llegado al poder gracias a la mentira. Tergiversar la realidad, desviar el discurso político y mantener el foco mediático alejado del epicentro de los problemas son las claves del éxito de la citada estrategia de los políticos.

La casta política, amparándose en la existencia de una falsa democracia y de un pseudoestado de derecho (que en realidad es un sistema partitobancacrático absolutamente corrupto e inundado de privilegios políticos), defenestra y tacha de antidemocrático a todo aquel que ose cuestionar al poder.

El presidente de la Generalitat de Cataluña es un ejemplo de lo anteriormente expuesto. De hecho, Artur Mas enarbola la bandera de la independencia y culpa a España de la bancarrota de su comunidad. Pero oculta el despilfarro de los últimos gobiernos catalanes, también con tendencias independentistas.

Del mismo modo, la casta ha utilizado la crisis económico-financiera como tapadera para ocultar la cruda realidad de España, que está marcada por la institucionalización de la corrupción política en todos los niveles de la Administración, consecuencia de la degradación de un estado de las autonomías insostenible económicamente, y de una Justicia tan politizada como inexistente.

El Gobierno socialista anterior engañó a los españoles sucesivamente negando la crisis, manipulando los datos del déficit, ocultando la corrupción, engordando a la Administración, mintiendo a la ciudadanía con los famosos brotes verdes... Pero el Gobierno actual, igualmente, ha incumplido su programa electoral al subir los impuestos. Y ambos han coincidido en las decisiones relativas a salvar entidades financieras inviables y, contradictoriamente, dejar caer a cientos de miles de pymes y autónomos.

Actualmente, el discurso político se centra en la negación de la necesidad de pedir el rescate (si el Gobierno no solicita el rescate, la prima de riesgo volverá a situarse, posiblemente, en un nivel de intervención) y en anunciar una pronta recuperación de nuestra economía, además de insistir en que lo peor de la crisis ya ha pasado.

Sin duda, la gran mentira de nuestro Gobierno actual radica en la política económica que está manteniendo, basada en asfixiar a la economía productiva para mantener el entramado político, administrativo e institucional casi intacto. Es decir, exprimir, vía impuestos, a autónomos, pymes y familias con el objeto de continuar con el despilfarro público-político derivado del Estado de las autonomías. El Gobierno pretende hacer creer a los ciudadanos que esta estrategia económica (a la que ha denominado con el término de "austeridad") sacará a España de la crisis.

La crisis es un hecho pero España está prácticamente en quiebra debido a la corrupción política y al despilfarro derivado de un sistema antidemocrático que ampara la corrupción. Nuestro país necesita la formación de una verdadera sociedad civil. La pusilánime sociedad española debe dejar a un lado los sectarismos políticos (puesto que una sociedad dividida es fácilmente manejable por el poder) e intervenir para que la casta política no vuelva a engañarnos. La salud democrática de España depende de ello.

Los desahucios (y suicidios) pueden ser la mecha que dinamite el sistema. Debido a este motivo los dos principales partidos se han apresurado a aportar alguna solución a esta tragedia social. ¿Se interesa realmente la casta por los desahuciados o perciben un riesgo que amenaza al sistema y a sus privilegios?

Lucio A. Muñoz es socio director de Eurogroup Human Resources.

comentarios111WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 111

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

alarzu
A Favor
En Contra

Cuando hay algo tan claro, no se deberia de quedar así, se deberia abrir un debate. Pero claro interesa mas los programas basura de la tele.

Puntuación 3
#100
Anonimo
A Favor
En Contra

Solucion no votar a nadie.

Puntuación 0
#101
berenguer de entenza
A Favor
En Contra

pocas veces pone este periodico un articulo tan bueno como este felicidades.

Puntuación 4
#102
Atolladero
A Favor
En Contra

Para haciaelcolpaso, ya que no dejas hacer comentarios en tu blog te diré que tienes muchas esperanzas puestas en Europa, otro nido de burrocratas. La responsabilidad de eliminar a la castuza nos corresponde a nosotros los españoles. Alemania en todo caso velará por sus intereses que son básicamente recuperar la mayoria del dinero prestado y que no le hagamos un roto a sus bancos y economía

Puntuación 3
#103
Atolladero
A Favor
En Contra

Miremos a Hispanoamérica, la mejor herencia de nuestros antepasados, miremos hacia Portugal, federalismo sí pero con Portugal, logremos de una vez por todas la unión política de todos los pueblos de la península ibérica, eso sí todas las autonomías cerradas, todos los separatistas en la cárcel o en el exilio. A los franceses, alemanes e ingleses que les vayan dando. Recuperemos Gibraltar. Salgamos del Euro. Esto si es un proyecto común de país. Sin grandes metas todo se reduce a la economía y así nos va, pueblo borreguil y estómagos garbanceros, como dice nuestro gran pensador Félix Rodrigo Mora.

Puntuación -2
#104
Atolladero
A Favor
En Contra

Algunas ideas para acorralar a la castuza, no acabemos con ellos antes de que pasen miedo:

Abstención, ni siquiera votar en blanco, el mero hecho de votar les legitimiza.

Insumisión fiscal. Sequemos sus arcas. Empecemos por dejar de comprar loteria. Es un punto a desarrollar

Avergoncémosles cada vez que nos crucemos con ellos poniéndoles de ladrones para arriba

Puntuación 2
#105
luis
A Favor
En Contra

Para muestra un boton de que gentuza nos gobierna, "pierden" los ipad y cobran dietas incluso viviendo en Madrid. Eso si, desahuciados suicidandose... Enhorabuena Zrajoy

Puntuación 4
#106
Aurora
A Favor
En Contra

Creo que lo expuesto en este artículo es compartido por la mayoría de ciudadanos, que vemos dia tras dia, como nuestra forma de vida se va deteriorando por esas "políticas de austeridad". Pero el problema esta en como podemos solucionar esto. El sistema democrático que es la única forma en la que podemos participar los ciudadanos, queda también a merced de estos políticos, que se han organizado con una ley electoral que les favorece, otro privilegio mas. Si la única forma de solucionar esto es a traves de las urnas, y siempre tenemos mayorias de los dos partidos mas importantes, similares en corrupcion, privilegios y amigismos... Que podemos hacer los pobres ciudadanos?

Puntuación 2
#107
fernando
A Favor
En Contra

politios = h.d.una g.p.

Puntuación 2
#108
Alguien
A Favor
En Contra

E X T R A O R D I N A R I O artículo, simplemente ...

Puntuación 2
#109
Enhorabuena por el artí­culo
A Favor
En Contra

A mí también me ha gustado mucho el artículo.

Puntuación 1
#110
politikeitor
A Favor
En Contra

Verdades como puños.

Puntuación 1
#111