Opinión

'Producciones Redondo' cansa al electorado

  • La investidura del presidente deja en evidencia las mentiras de su discurso
Foto: Reuters

España entera se divide entre los que creen que Pedro Sánchez va a sacar adelante su investidura este jueves, y lo que piensan que nos vamos a septiembre. Es una pena que Moncloa no tenga a mano al difunto 'pulpo Paul', el gurú del Mundial de Sudáfrica, y se tenga que conformar con las visiones de Iván Redondo para adivinar el futuro, porque la investidura de Sánchez se ha convertido en un auténtico culebrón que parece no tener fin.

Producciones Redondo, compitiendo en fecha, que no en calidad, con los Festivales de Teatro de Mérida y de Almagro, se ha encontrado con varios escollos en el camino. Entre ellos, no rentabilizar la culpa que impone al resto de formaciones de una repetición de elecciones generales. Mientras, Sánchez se obstina en pedir la abstención de PP y de Cs de manera burda, sin ofrecer nada a cambio, y utilizando como argumento que esta abstención es la única manera de evitar que los independentistas que le facilitaron la moción de censura tengan peso en el futuro Ejecutivo.

En esta dialéctica carente, la estrategia de Sánchez parece que ya no tiene la misma pegada que semanas y meses atrás. Las casas demoscópicas ya empiezan a recoger el hartazgo de Producciones Redondo, y ante unas próximas elecciones, las falsas promesas a Podemos, y la incapaz de atraer la abstención de los partidos constitucionalistas podrían depararle desagradables sorpresas en las urnas. Las mentiras, dice el argot popular, tienen las patas muy cortas. En estas jornadas de sesión de investidura ha quedado desnuda la inconsistencia intelectual de las propuestas del candidato socialista, capaz de defender un déficit a raya, y de inmediato comprometerse con el aumento del gasto público. Capaz, como se ha visto, de exigir la abstención gratis de PP y de Cs, y el sí de Podemos. Y de paso, también exigir una actuación así, porque así es como lo quiere Europa. Capaz, de olvidar como un día negó un Gobierno de coalición a Mariano Rajoy, mientras hoy pretende que nadie le tosa con 123 diputados que, por mal gestionados, le están encerrado en una ratonera.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum5
forum Comentarios 5
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Nocabeuntonto+
A Favor
En Contra

Mentiroso, egocentrista, sinverguenza y vividor, este es el sujeto q pretende ser Presidente de España. Vendiendo, comprando, enredando hasta con el diablo, Bildu, hijos de Eta, el torrao catalán y los demás locos.

Este Calígula se cree q puede engañar a todos y piensa es el elegido. Dios mío hasta donde llegan algunos para seguir viviendo del cuento....pura filosofía de vida izquierda marisquera.

Puntuación 0
#1
Nocabeunsinverguenza+
A Favor
En Contra

Mentiroso, egocentrista, sinverguenza y vividor, este es el sujeto q pretende ser Presidente de España. Vendiendo, comprando, enredando hasta con el diablo, Bildu, hijos de Eta, el torrao catalán y los demás locos.

Este Calígula se cree q puede engañar a todos y piensa es el elegido. Dios mío hasta donde llegan algunos para seguir viviendo del cuento....pura filosofía de vida izquierda marisquera.

Puntuación 0
#2
Carmen
A Favor
En Contra

Se puede saber qué tiene que dar a cambio de la abstención de la derecha? No les basta con que así no tenga que necesitar los votos de radicales? Lo burdo es andar con chantajes a ver quién rapiña más. Sánchez ni se ha vendido ni se vende a nadie, por mucho que le acusen de ello. Al menos es lo que intenta.

Puntuación 0
#3
Carmen
A Favor
En Contra

A mí lo que me cansa son las manipulaciones y mentiras de los medios. Incapaces de reconocer la valía de Sánchez mil veces superior a los mequetrefes trifachitos.

Puntuación 0
#4
Ivan
A Favor
En Contra

Los periodistan manipulan y mienten para que los politicos nos engañen. Este es el mundo en que vivimos..

Puntuación 0
#5