Nutrición

¿Fruta? Sí, pero bastante menos de la que debiéramos

Aquel que logre dar con la fórmula exacta para animarnos a consumir más fruta, a buen seguro se hará de oro.

Y es que, a pesar de haber mejorado, los españoles nos seguimos resistiendo a añadir este alimento a nuestra dieta... por lo menos, todo lo que debiéramos.

Todavía, el 43 por ciento de nosotros no consumimos las dos raciones mínimas recomendadas por la OMS, es decir, 400 gramos diarios de frutas y verduras.

La situación empeora si nos fijamos en los más pequeños: el 57 por ciento no cumple con sus obligaciones frutales.

¿Por qué no se consume la fruta?

Éstas son las principales conclusiones de un estudio elaborado por una empresa del sector y la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria.

Y aún hay más: el 50 por ciento dice no consumirla porque les parece engorroso pelar la fruta y un 30 por ciento porque está muy ocupado.

Así las cosas, la pieza de fruta fresca es la forma preferida de consumo, después el zumo y el yogur.

¿Por qué comer fruta?

Según los especialistas, la fruta es un alimento claramente esencial si queremos consumir vitaminas y minerales, aunque es de bajo aporte calórico. Además, es pobre en proteínas y nula en grasas -salvo en algunas, como el aguacate-.

Se aconseja consumir de 3 a 4 piezas de fruta al día, de las cuales, al menos una de ellas debe ser un cítrico, para segurar el aporte de vitamina C. Si se consumen en forma de zumos, tendrán que ser recién exprimidas, para evitar la pérdida de vitaminas por la acción de la luz.

Con todo, no existe un consenso de cuándo es mejor comer la fruta. Algunos expertos recomiendan antes de las comidas para evitar así posibles dificultades digestivas como consecuencia de la fermentación de los azúcares, aunque, de otro lado, diversos estudios señalan que la fruta posee ciertas sustancias ácidas que estimulan las secreciones del estómago lo que facilitaría la digestión.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin