Todos

Putin critica a EEUU por querer contener a Rusia pero no se cierra al diálogo

Moscú, 20 jun (EFE).- El presidente ruso, Vladímir Putin, acusó hoy a Estados Unidos de querer contener con medidas restrictivas el desarrollo de Rusia y China, al tiempo que dejó la puerta abierta a un diálogo con Washington para normalizar las relaciones.

"En lo que respecta a las sanciones, en mi opinión, se trata de un gran error de EEUU. Espero que algún día (Washington) se dé cuenta de ello y lo corrija", dijo el jefe del Kremlin en su anual Línea Directa con los ciudadanos.

El mandatario ruso trazó un paralelismo entre las sanciones contra Rusia por la anexión de la península ucraniana de Crimea en 2014 y la guerra comercial desatada por Washington contra China, que llevó en uno de sus últimos capítulos al veto de la empresa de telecomunicaciones china Huawei.

"¿Para qué se hace eso? Para contener el desarrollo de China, que se ha convertido en un competidor de otra potencia global, Estados Unidos. Y lo mismo ocurre en relación con Rusia, y va a continuar", dijo Putin.

Además, descartó que las medidas restrictivas ayuden a EEUU, y tampoco a la Unión Europea, a conseguir su objetivo de un cambio de postura de Rusia.

"Si ahora de pronto nos rindiésemos y dejásemos de lado nuestros intereses fundamentales nacionales, quizás solo habría cambios superficiales, pero no serían cambios radicales", afirmó durante el programa, retransmitido en directo por varias cadenas de televisión rusas durante algo más de cuatro horas.

Putin indicó que a consecuencia de las restricciones y limitaciones que suponen estas sanciones, Rusia dejó de recibir alrededor de 50.000 millones de dólares de 2014 a la fecha, pero a la vez las contramedidas impuestas por Moscú han hecho perder a la UE 240.000 millones de dólares y a Estados Unidos 17.000 millones.

El presidente ruso también criticó a Washington por sus declaraciones sobre el posible empleo de la fuerza contra Irán tras el repunte de las tensiones entre ambos países por el ataque a dos petroleros en el estrecho de Ormuz.

"No nos gustaría (que hubiera una guerra), aunque EEUU no descarta el empleo de la fuerza militar. Eso sería una catástrofe para toda la región", aseveró el jefe del Kremlin, quien advirtió de que las consecuencias de un conflicto bélico entre Washington y Teherán son "muy difíciles de calcular" .

Con todo, el dirigente ruso reiteró la disposición de dialogar con su homólogo estadounidense, Donald Trump, para tratar de enderezar las tensas relaciones entre ambos países.

Trump ha anunciado una reunión con Putin en los márgenes de la cumbre del G20 de la semana que viene en Osaka (Japón), aunque el Kremlin no ha confirmado aún la cita.

El líder ruso señaló que el diálogo con EEUU es "siempre bueno" y que Rusia tiene varios asuntos que tratar con sus colegas estadounidenses, entre ellos, la seguridad global y el desarme.

No obstante, admitió que "no todo será fácil", ya que Trump se verá condicionado por la campaña electoral de cara a las presidenciales de 2020, la cual comenzó formalmente el martes para el mandatario estadounidense.

Putin aseguró además que Rusia no busca el estatus de superpotencia, "porque implica algunos elementos, como la imposición de la influencia a otros países, y dijo que, si bien Rusia es "la única gran potencia militar" que reduce los gastos en defensa, el país se mantiene "dos o tres pasos por delante de sus competidores" gracias a sus armas hipersónicas.

En el plano nacional, que centró gran parte de la decimoséptima cita de Putin con la ciudadanía desde su llegada al poder en 2000, el mandatario, con unos porcentajes de popularidad en continuo descenso desde la aprobación de la impopular reforma de pensiones, admitió el deterioro de las condiciones de vida de la población en los últimos años debido a unos "golpes" externos como la caída de los precios del petróleo y el gas.

Según admitió, el salario mínimo asciende a 11.280 rublos al mes (157,30 euros o 176,40 dólares) , pero aseguró que las tendencias negativas en la economía ya han comenzado a revertirse y citó como ejemplo la subida de los salarios en un 8 % el año pasado y en un 2,8 % en lo que va de 2019.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint