Todos

'Save your Internet', el movimiento que pide llamar a eurodiputados contra la normativa de Copyright

La campaña Save your Internet (salva tu Internet) ha informado de una iniciativa, que tendrá lugar del 4 al 11 de septiembre, que insta a los ciudadanos a contactar con los eurodiputados para hacerles llegar los motivos por los que consideran que deben votar en contra de los artículos 11 y 13 de la nueva normativa sobre derechos de autor, cuya votación está prevista para el 12 de este mes.

La iniciativa, como ha explicado Asociación de Internautas en un comunicado, establece un calendario de temas distribuidos por días y grupos de afectados para que los ciudadanos informen a los eurodiputados de cara al voto en plenario del día 12 de septiembre, con el objetivo de que "reflexionen sobre las consecuencias de su voto para el conjunto de Europa".

Save your Internet, de la coalición Copyright for Creativity, continúa con su denuncia de los artículos 11 y 13 de la reforma de Internet, los cuales supondrían, como entienden, una "censura a través del filtrado de los contenidos".

Con el artículo 13, las plataformas que publican contenido de sus usuarios tendrían que monitorizar y filtrar todas las publicaciones para asegurar el respeto a los derechos de propiedad, mientras que a través del artículo 11 se establece el derecho de los medios de comunicación a cobrar a plataformas online por compartir sus contenidos.

Para influir en la decisión de los eurodiputados antes de la votación el día 12, se anima a quienes no estén de acuerdo con la reforma a contactar con los parlamentarios, para lo que se ha establecido un calendario en el que se asigna un tema concreto de discusión y un colectivo afectado para cada día. Así, el día 4 estará dedicado a las personas relacionadas con los derechos civiles en el ámbito digital, como son las ONG relacionadas.

Plan de acción contra la normativa

El miércoles 5 se centrará en los programadores y creadores de programas de software libre, y el jueves 6 a todos los académicos a los que la reforme impediría desarrollar su trabajo por no poder citar estudios ajenos o acceder a fuentes, en lo que se englobaría a bibliotecarios, investigadores y estudiosos.

La comunidad del conocimiento tendrá el día 7 para hacer llegar sus quejas, especialmente relativas a la posibilidad de utilizar contenido protegido para uso educativo. El 8 será el día de la comunidad fan y de los creadores de contenido, centrados en evitar que se dificulte la creación de parodias al recogerse dentro de la nueva definición de 'contenido protegido'.

El domingo 9 los internautas en general podrán expresarse ante los filtros de contenido que se impondrán en la Red, los cuales reducirían la cantidad de obras a disposición del usuario. A su vez, el lunes 10 estará dedicado a las 'startups' o empresas emergentes, muchas de las cuales se basan en ideas preexistentes y que podrían ser bloqueadas por las reformas del 'copyright'. Por último, el martes 11 será el último día para contactar con los eurodiputados, abierto para todos los afectados.

El Parlamento Europeo rechazó en el mes de julio la nueva normativa europea de derechos de autor, con 318 votos en contra, 278 a favor y 31 abstenciones. La Asociación de Internautas recuerda que las elecciones para el nuevo Parlamento Europeo se celebran en 2019 y que "esta votación del día 12 de septiembre, podría decidir el sentido del voto de todos aquellos a los que nos ocupa y preocupa Internet y las libertades y derechos fundamentales que representa".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.