Todos

El BCE cree que el bitcoin no es la solución al fin del efectivo pero sí "una señal de cambio"

  • "El efectivo no será el rey para siempre a pesar de su dominio actual"
Benoît Coeuré, miembro del consejo de gobierno del Banco Central Europeo

Benoit Coeure, miembro del Comité Ejecutivo del Banco Central Europeo, cree que el bitcoin no será el dinero del futuro, pero sí ha puesto de relieve algunos fallos del sistema de pagos actual. Además, la tecnología detrás de las criptodivisas deja entrever cómo será el futuro de los medios de pagos en el mundo.

Más allá de las críticas al bitcoin y de los avisos sobre los peligros que entraña invertir en este tipo de activos digitales, Coeure ha centrado su análisis en las ventajas que pueden ofrecer las divisas digitales y los cambios a los que se enfrentan los sistemas de pagos vigentes.

En una opinión publicada en la web del BCE y en el diario Financial Times, Coeure señala que "el bitcoin y sus primos son algo así como un espejismo, podría ser una señal temprana de cambio, al igual que Palm Pilot allanó el camino para la llegada de los smartphones actuales".

El ejecutivo del BCE junto a Jacqueline Loh, directora del Comité de Mercado del Banco Internacional de Pagos (BiS por sus siglas en inglés), reconocen en dicho artículo que "el efectivo no será el rey para siempre, a pesar de que todavía gobierna en muchas partes del mundo".

Una reciente trabajo del del BiS muestra que los pagos que no se realizan en efectivo casi se han duplicado en tamaño, como porcentaje del PIB, desde que ha comenzado el nuevo siglo. Algunos países nórdicos ya están reduciendo el efectivo a niveles insospechados hasta hace unos años. Y es más probable que las nuevas generaciones comiencen a usar aplicaciones móviles para realizar pagos antes que ir a comprarse la típica cartera de cuero. Pero es más, para los hijos de estas generaciones de la era digital, "los billetes y las monedas pueden parecer objetos de museo".

"A pesar de sus muchos fallos, el bitcoin ha puesto de relieve un viejo fallo de nuestro sistema actual: los pagos minoristas transfronterizos. Dichos pagos no solo permiten a los compradores comprar fácilmente productos online desde el extranjero, sino que también permiten que los trabajadores extranjeros envíen dinero a sus hogares, lo que respalda la inclusión financiera y el desarrollo. Sin embargo, estos canales de pago suelen ser mucho más lentos, menos transparentes y mucho más caros que los que se encuadran a nivel nacional. Mejorar este tipo de pagos son la mejor forma de superar el desafío del bitcoin".

¿Sacar dinero directamente del banco central?

Por otro lado, estos expertos analizan un nuevo informe que estudia la posibilidad de crear una especie de mecanismo de monedas digitales del banco central (CBDC). Este trabajo se ha publicado hoy por el BiS y prepara el escenario para este importante debate.

En la actualidad, los billetes y las monedas son la única forma en que los consumidores pueden acceder al dinero del banco central. El dinero en su cuenta bancaria en realidad es proporcionado por un banco privado. El banco se compromete a cambiar ese dinero por efectivo cuando el cliente vaya a un cajero automático o a una sucursal para retirar fondos. Pero cuando se pagan facturas a través de las web de los bancos o de la típica cuenta en la que están domiciliados los recibos se está utilizando dinero del banco privado.

"Bajo el sistema actual, solo las instituciones financieras tienen acceso directo al dinero del banco central digital a través de cuentas en su banco central nacional. Una CBDC (divisa virtual creada por un banco central) orientada al consumidor extendería ese acceso a todos. Aunque esto podría no parecer un paso importante para los consumidores con conocimientos digitales, podría tener ramificaciones de gran alcance para el papel del dinero, el sistema financiero y la economía.

Por ejemplo, una CBDC para todo el mundo desafiaría el modelo actual de bancos que reciben depósitos de los clientes y usan ese dinero para financiar los préstamos que ayudan a impulsar la economía. Las consecuencias para los modelos comerciales de los bancos y la estabilidad financiera deberían analizarse cuidadosamente. Todo cambiaría radicalmente y podría tener efectos positivos por un lado, pero también algunas desventajas por otros.

Coeure se pregunta si realmente se necesita una CBDC. Los acuerdos de pago existentes, basados en dinero de los bancos privados, ya están provistos de la tecnología digital y son cada vez más convenientes, instantáneos y disponibles las 24 horas, los 7 días de la semana. Sin embargo, si el efectivo desapareciera, sería más fuerte el argumento para considerar una CBDC.

"De lo contrario, el público sería totalmente dependiente del dinero comercial, y la confianza en la moneda, un bien público clave, dependería de la solvencia de las entidades comerciales y de las tecnologías de pago específicas. Sin embargo, a pesar de la creciente popularidad de los pagos electrónicos, la sociedad sin efectivo aún no ha llegado. La demanda de billetes de banco sigue creciendo en muchos países", explica el miembro del Banco Central Europeo.

Si llegara a suceder, una divisa digital emitida por un banco central tendría que ser tan conveniente para los consumidores y las empresas como el dinero electrónico que hoy gestionan los bancos comerciales. "Tendría que estar a prueba de hackers. Si queremos detener el uso ilícito, no se debe otorgar el mismo anonimato que al efectivo. Pero dar a los bancos centrales una cantidad de información sin precedentes sobre individuos es igualmente controvertido. No hay una solución única para todos", sentencia Coeure.

No obstante, "el cambio también puede estar sucediendo y quizás más pronto de lo esperado. El informe BiS busca un segundo modelo complementario al de las CBDCs dirigido a instituciones financieras que se basarían en la tecnología blockchain, que se encuentra detrás del bitcoin", sostiene el experto del BCE.

"Esas formas simuladas de dinero del banco central digital podrían ayudar a simplificar muchos de los engorrosos procesos de liquidación y liquidación que actualmente se necesitan para completar operaciones de valores y divisas. Hasta ahora, sin embargo, los experimentos del banco central con tales formas de divisas digitales no han mostrado beneficios concluyentes, pero la tecnología y el diseño están evolucionando rápidamente", culmina Coeure.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum7
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

Usuario validado en elEconomista.es
Dinero Positivo
A Favor
En Contra

REIVINDICAMOS nuestro derecho como ciudadanos a tener acceso directo al dinero del banco central. Y pensamos que eso tendría un inmenso efecto positivo para la economía al no depender como ahora del dinero bancario creado como deuda.

Puntuación 2
#1
asdasda
A Favor
En Contra

Estoy deseando que hagan el cryptoeuro para crear un exchange descentralizado. Ojalá lo hagan, no saben la que se le viene encima.

En su arrogancia son incapaces de ver q no tiene que ver con su guerra contra el efectivo, sino con su guerra contra nuestra soberanía monetaria. La gente está harta de ellos.

Puntuación 11
#2
Juan
A Favor
En Contra

Los alemanes nunca van a renunciar al efectivo, alli el efectivo es lo más usado, solo dejan de usar en efectivo en países ingenuos como Suecia.

Puntuación 25
#3
nicaso
A Favor
En Contra

Porque no dejan las cosas como están y se dejan de enredar. Cada uno que pague como le dé la gana. Este afán de controlarlo todo es ya enfermizo. Se acude a cualquier disculpa, siempre muy loable claro, para tenerte engatillado. Yo quiero ser libre y que no me controlen la vida

Puntuación 20
#4
A Favor
En Contra

Sin control puede llegar el día que vas a echar gasofa y no sale, o a sacar efectivo y nanai o peor aun en el súper, por lo tanto no se que sería peor si esto o ese mundo “descontrolado”

Puntuación -7
#5
Irizar
A Favor
En Contra

Ahora que la Banca se las veía sin efectivo y controlando todo el dinero se le presentan las criptodivisas que la ningunean.

Puntuación 5
#6
No al pago electrónico
A Favor
En Contra

Lo que hay que dejar de usar es la tarjeta de crédito. No demos el placer a la Gestapo de los funcionarios de esclavizarnos y controlarnos.

Puntuación 2
#7