El informe de la OCDE da la razón a las denuncias realizadas por CCOO en su informe de comienzo de curso 2018/2019: en España el gasto en educación es inferior en términos de porcentaje del Producto Interior Bruto (PIB) para todos los niveles de enseñanza. También se ha reducido el gasto por estudiante.

El informe de la OCDE Panorama de la Educación 2018 muestra la evolución de los principales indicadores de la educación hasta 2018, describiendo su estado actual tras duros años de crisis económica en la que todavía permanece sumida la educación español.

Para CCOO, los resultados y conclusiones son claras: la crisis ha supuesto, tanto en porcentajes del PIB como en gasto por estudiante, un descenso en la inversión. Lo más preocupante es que estos recortes han afectado a la equidad del gasto educativo y las condiciones en las que se ejerce el derecho a la educación (su acceso y resultados). Las tasas para estudiar en Infantil (primer ciclo) o FP de Grado Superior, o el fuerte incremento de las matrículas universitarias, junto con el débil sistema de becas, son buena muestra de esto. El gasto por estudiante es un 14% menor que la media de la UE; la diferencia entre nacionales españoles y extranjeros en el porcentaje de NINIS (de 15 a 29 años) está desequilibrado (12,7 puntos porcentuales más alto en el caso de los extranjeros, lo que supone un 76% más que la tasa de los españoles); y la brecha abierta en el porcentaje de Abandono Educativo Temprano (AET) entre estudiantes españoles y extranjeros casi se ha triplicado.

Otro dato preocupante recogido por el informe de la OCDE es que "en España no existe movilidad intergeneracional ascendente en el nivel educativo alcanzado para el 55% de los hijos de padres con un bajo nivel educativo que tampoco han obtenido una educación secundaria superior. Esto también se refleja en el alto porcentaje de población adulta joven española que no ha alcanzado el nivel de secundaria superior: el 34% en España comparado con la media del 15% en los países de la OCDE".

Por otro lado, en material de profesorado CCOO denuncia que España está muy por encima de la media de la UE22 y el promedio de la OCDE en jornada lectiva. El número de horas que el profesorado dedica a la enseñanza en los centros públicos de España es de 880 horas en el caso de Educación Primaria, 713 horas en la primera etapa de Educación Secundaria y 693 horas en la segunda etapa de Educación Secundaria. Son, por tanto, valores superiores a los promedios de la UE22 y OCDE. En concreto, el profesorado de la UE22 de Educación Primaria trabaja un 15,48% menos que el español; el de la primera etapa de Educación Secundaria un 6,73% menos; y el de la segunda etapa de Secundaria un 9,13% por debajo.

En vista de los datos, CCOO apremia al Gobierno del Partido Socialista a articular con urgencia las medidas necesarias para que la educación en España gane en equidad y en recursos.

Outbrain