Motor

Estos son los casos en los que se puede utilizar el claxon y las multas por no respetarlos

Imagen de iStock

Pitar o usar el claxon mientras se circula en automóvil se ha convertido en un gesto prácticamente cotidiano, con multitud de usos e interpretaciones. Se utiliza para saludar a un conocido, para alertar de nuestra llegada a un lugar o para expresar nuestro malestar al resto de transeúntes.

Pese a su uso generalizado, su utilización está restringida a situaciones de emergencia, y emplearlo a nuestro antojo puede conllevar una multa.

Para fomentar un buen uso de este dispositivo de seguridad, la Guardia Civil ha recordado a través de las redes sociales en qué supuestos está contemplado su manejo.

Según recuerda el organismo, el claxon solamente se puede usar en tres casos:

- Para evitar un accidente. Sobre todo, al circular por vías de baja visibilidad o estrechas.

- Para avisar de un adelantamiento.

- Para un transporte urgente al hospital, unido al uso de las luces de emergencia.

Entre 80 y 200 euros de multa

Salirse de estos supuestos puede comportar una multa de tráfico. Según explica el club RACE, estas multas van desde los 80 hasta los 200 euros, en función del contexto y del uso que se le dé.

- Utilizar señales acústicas de sonido estridente (80 euros).

- Utilizar señales acústicas sin motivo reglamentariamente admitido (80 euros).

- Desobedecer la señal de prohibido realizar señales acústicas (80 euros).

Si se va más allá del claxon y se emplean otros dispositivos, como puede ser una sirena, las multas son todavía más elevadas.

- Circular con un vehículo utilizando señales acústicas especiales sin tener carácter de vehículo prioritario, especial o de transporte especial (200 euros).

- Circular con un vehículo no prioritario con aparatos emisores de señales acústicas especiales (200 euros).

Y si directamente se circula sin claxon, la sanción prevista es de 200 euros.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin