Bolsa, mercados y cotizaciones

GVC: "No hemos visto a ninguna empresa con exceso de confianza, y mientras no veamos esto, la crisis está muy lejos"

  • Identifica como principal riesgo el papel que jueguen los bancos centrales
  • "Los fondos value podrían hacerlo mejor que los growth en tres años"
Jaume Puig, director general de GVC Gaesco Gestión

Dice el refranero español que "perro ladrador, poco mordedor". Y esto es lo que algunas voces del mercado empiezan a deducir de las amenazas vía Twitter del presidente de EEUU Donald Trump en materia arancelaria. En opinión de Jaume Puig, director general de GVC Gaesco Gestión "la guerra comercial no es otra cosa que una distracción para el mercado", ya que el tiempo ha demostrado la diferencia evidente entre la amenaza inicial del mandatario estadounidense y el acuerdo que finalmente firma.

Puig, que ha presentado esta mañana en Madrid junto al director general de análisis de la entidad, Víctor Peiro, las perspectivas financieras para el segundo semestre, defiende que los miedos de recesión que afectaron a los mercados en el último trimestre del año pasado están descartados a tenor de la confianza que muestran las empresas en un momento en el que están invirtiendo todo lo que generan.

"No hemos visto a ninguna empresa con exceso de confianza, y mientras no veamos esto, la crisis está muy lejos", señala el experto, quien recuerda que estadística en mano, "cuanto más grave es una crisis, más largo es el ciclo económico posterior, lo que situaría a la siguiente crisis, de media, en el año 2022".

"La estructura de curva tan plana favorece a los activos de riesgo"

Desde la entidad identifican el principal riesgo real en el papel que jueguen los bancos centrales para no subir tipos si ceden a las presiones que por el lado de la Fed pueden venir por un tuit de Trump, o en la del BCE, por el endeudamiento de los gobiernos y la consolidación bancaria que todavía no ha acabado. "Si los bancos centrales no hacen lo que tienen que hacer tal vez empezamos a decir que hay motivos serios para preocuparse", justifica Puig.

Inversión de la curva

Para Peiro, una cosa es lo que indica la macro, donde se ve un enfriamiento pero sin desequilibrios y otra lo que dice el mercado, donde la volatilidad no sube y con los tipos de interés a cero es más difícil obtener rentabilidades y gestionar un patrimonio. En este sentido, el analista apunta a que "vamos a una desaceleración pero no una recesión", donde la disrupción como norma será clave en la mayoría de sectores.

¿La inversión de la curva de tipos americana vaticina siempre una recesión? "Depende del plazo que se coja no tiene porqué anticiparlas", señala Peiro, quien, no obstante, reconoce que "lo que está claro es que la estructura de curva tan plana favorece a los activos de riesgo". Por tanto, lo que está claro es que los ciclos se han aplanado no hay tensiones de precio en temas de costes, en parte, porque los bancos centrales han aprendido las lecciones de los 70 y 80. "Lo bueno es que no habrá sustos tan abruptos y lo malo es que no habrá grandes subidas", apunta el experto.

Así, entre las ideas de inversión de propone GVC Gaesco Beka en clave española cita a Repsol, Talgo, Solaria y Meliá, y en el plano internacional, a la italiana Fincantieri, la portuguesa REN y la griega OPAP.

Value contra growth

En un contexto en el que 2019 iba a ser una año previsiblemente value, y que aún está por materializarse, el experto recuerda que es relevante en mercado fijarse en el desequilibrio actual entre los factores value y growth en un momento en el que la popularidad se ha instalado en este último. "El desequilibrio a favor del growth ha llegado al mismo punto extremo al que llegó el desequilibrio value en 2007. Y los fondos de renta variable seguirán en la frontera eficiente, pero los value podrían reemplazar a los fondos growth y hacerlo mejor en los próximos tres años", concluye Puig.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0