Bolsa, mercados y cotizaciones

Los nuevos máximos del S&P 500 tras su sequía aventuran subidas de más del 12%

Foto: Archivo
Nueva York

Después de más de siete meses sin recuperar la cima, el S&P 500 tocaba esta semana un nuevo máximo que llega después del cierre del gobierno más largo de la historia, una tregua comercial, aún sin resolución, entre Estados Unidos y China, el retraso del Brexit o el giro relativamente acomodaticio de la Reserva Federal.

En medio de este contexto y echando la vista atrás a cómo se ha comportado la bolsa americana tras una sequía a la hora de romper nuevos récords puede decirse que los inversores tienen justificado mantener su optimismo.

Según LPL Financial Research, el S&P 500 ha subido una media del 12,9% durante los 12 meses posteriores después de tocar nuevos máximos tras haber experimentado al menos seis meses sin haberlos alcanzado. Al menos eso se deduce al observar los datos desde 1950.

"Ha pasado mucho tiempo desde que el S&P 500 anotó un nuevo récord, pero esto en realidad podría apuntar a nuevas subidas", estima en un informe Ryan Detrick, estratega de mercado de LPL Research. "La espera a la hora de tocar nuevos máximos a veces puede hacerse difícil pero ha quedado demostrada la durabilidad de este mercado alcista gracias a fundamentos todavía sólidos", añade.

Para Detrick, el repunte este año de la bolsa americana ha sido impresionante, especialmente si tenemos en cuenta que el actual mercado alcista acumula ya una década de vida a sus espaldas.

De hecho, el S&P 500 ha recuperado más del 20% desde los mínimos de diciembre a medida que la Fed ha decidido poner en pausa cualquier subida de tipos mientras los inversores esperan a conocer el desenlace de las negociaciones comerciales entre Washington y Pekín, al tiempo que los datos económicos comienzan a despuntar de nuevo tras la debilidad inicial a comienzos de año.

Desde LPL Research recuerdan además que, históricamente, cuando la bolsa estadounidense ha pasado más de seis meses sin un récord, los inversores han tenido que echar mano de la paciencia y esperar una media de 25 meses antes de tocar nuevos máximos. Todo ello acompañado de una mayor volatilidad en el mercado. La situación actual parece haberse convertido en la excepción que rompe la regla.

De acuerdo a las estimaciones del estratega de LPL Research, la oleada de ventas de finales del año pasado fue excesiva, dada la fortaleza de la economía estadounidense. No obstante observa que la recuperación del mercado ha sido quizás demasiado rápida por lo que la escalada del S&P 500 hasta los 3.000 puntos (donde LPL Research sitúa su objetivo para este año) puede mostrarse algo más volátil durante los próximos meses.

Según CFRA Research, el actual mercado alcista en EEUU supera ya otros episodios similares en la bolsa americana en términos de magnitud, duración, valoración y el crecimiento del PIB que lo acompaña. Específicamente, la rentabilidad acumulada desde el 9 de marzo de 2009 es del 334%, por encima del 94% de media de los mercados alcistas desde la Segunda Guerra Mundial. Además lleva activo durante 122 meses en comparación con la media de 55 meses mientras que el PIB real acumula un crecimiento del 24% también superando la media del 21%.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0