Bolsa, mercados y cotizaciones

Drillisch presiona a las 'telecos' alemanas con ofertas por el 5G cercanas a 1.000 millones

  • Está por ver si el encarecimiento de la subasta afectará al dividendo
  • La firma germana todavía recibe una recomendación de comprar

Todavía no hay confirmación oficial de que haya finalizado la subasta de frecuencias de tecnología 5G en Alemania, que tras 199 rondas ha alcanzado este lunes la cifra de 5.319 millones de euros en ofertas mantenidas. Drillisch, la más pequeña de las firmas de telecomunicaciones participantes en la puja, presiona fuerte y el valor de sus ofertas por distintos espectros de frecuencia se acerca a los 1.000 millones de euros.

Las acciones de la compañía germana, que forma parte de la cartera de elMonitor, han subido en torno a un 1,2% en la primera sesión de la semana con respecto al viernes pasado, hasta superar la zona de los 33 euros. No obstante, en lo que llevamos de año los títulos de la teleco pierden casi un 26%, y aunque el respaldo de los analistas ha disminuido en lo que va de año, conserva una recomendación de compra. 

"Los expertos no están de acuerdo en quién tiene la culpa de que los costes hayan sido tan elevados. Originalmente, el gobierno federal preveía unos ingresos de entre tres y cinco mil millones de euros", sostienen desde el portal de información financiera Der Aktionär. "Una cosa está clara: Drillisch ha confirmado que el grupo se toma en serio la construcción de la red. Pero mientras tanto, el desafío también se ha vuelto más cauteloso, el límite presupuestario podría acercarse", advierten.

Aunque los costes parecen desempeñar un papel más "importante" en el desarrollo de las pujas, "la distribución de los espectros está relativamente más equilibrada", señalan desde Bloomberg. No obstante, existe un deseo por "limitar" los bloques de frecuencia obtenidos por Drillisch por parte de las otras firmas de telecomunicaciones participantes, que serían "más proclives a endurecer las ofertas", añaden.

Desde que se conoció la participación de Drillisch en la subasta por las frecuencias de conectividad a Internet de quinta generación, el temor de los inversores ha estado en que, de pagar mucho por las frecuencias, la compañía reduzca el dividendo con el que retribuye a sus accionistas. No obstante, pese a la preocupación de los inversores, algunos analistas apuntan al hecho de que Drillisch, filial de United Internet, es una compañía sin deuda que puede afrontar una operación como esta para desarrollar su propia red 5G.

Además, desde el Gobierno alemán parecen dejar las puertas abiertas a que Huawei, así como otros fabricantes extranjeros, participen en el desarrollo de las redes 5G en el país.
WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.