Bolsa, mercados y cotizaciones

El Govern aprueba un suplemento de crédito de 814 millones para cubrir el alza salarial

Barcelona, 2 abr (EFE).- El Govern ha aprobado este martes un suplemento de crédito por valor de 813,9 millones de euros para hacer frente a nuevos gastos, principalmente al incremento retributivo autorizado para 2017, 2018 y 2019 para los empleados públicos y al retorno del 40 % de la paga extra de 2013.

Al no haber podido aprobar los presupuestos para este año, el Govern ha tenido que dar luz verde hoy a un decreto ley que habilita ese suplemento de CREDITO (BCI.CHL)(BCI.CHL) y que el ejecutivo catalán da por hecho que será ahora convalidado en el Parlament con "amplísima mayoría" e incluso "con unanimidad".

El Govern funciona con una prórroga de los presupuestos de 2017, los últimos que se lograron aprobar, pero estas cuentas no cubren los aumentos salariales aprobados para 2017 - un 1 %- , para 2018 -de un 1,95 %-, y 2019 - de hasta un 2,75 %-, porque esos incrementos se autorizaron después de que ya se hubieran tramitado las cuentas catalanas.

Este suplemento de crédito permitirá también cubrir el mayor gasto de personal generado en los dos últimos años como consecuencia del aumento de las plantillas de médicos y de profesores que ha habido desde 2017.

El vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, ha explicado que el decreto de hoy es un "primer paso" del plan de contingencia diseñado por el Govern para intentar rescatar todos aquellos aspectos del presupuesto de 2019 que se puedan, si bien el conseller ha comentado que no es lo mismo funcionar con presupuesto que con una prórroga presupuestaria.

El Govern calcula que en 2019 tiene necesidades de gasto adicional por valor de 1.265 millones de euros, y por ello ultima un plan de contingencia para hacer frente a estos gastos.

Con el decreto aprobado hoy, el Govern ya ha garantizado fondos por valor de 814 millones para financiar el alza salarial, y Aragonès ha dicho que la Generalitat financiará el resto de gastos con transferencias del fondo de contingencia de los presupuestos, con movimientos internos de partidas presupuestarias, con nuevos suplementos de crédito, e incluso no descarta intentar la modificación de la ley de finanzas públicas de Cataluña para ganar margen.

No ha precisado, en cambio, qué partidas presupuestarias pueden verse afectadas por esta reordenación interna de gastos.

El Govern financiará estos 814 millones del suplemento de crédito aprobado este martes con 241 millones aportados por el Fondo de Facilidad Financiera, que cubre el objetivo de déficit del 0,1 % del PIB autorizado para 2019, y el resto de esta cantidad (573 millones) con los anticipos a cuenta del modelo de financiación para este ejercicio, ya que debe recibir un total de 875 millones adicionales por esta vía.

En esta línea, Aragonès ha acusado al Gobierno de "jugar electoralmente" con los anticipos del modelo de financiación y con su actualización a pesar de que el Gobierno está obligado por ley a abonar estos fondos, y ha recordado que el Gobierno español actualizó en 1996 estos anticipos del modelo de financiación a pesar de estar en prórroga presupuestaria.

"Trabajaremos para intentar conseguir el máximo de lo que estaba en presupuesto, pero no es lo mismo contar con un presupuesto que no contar él", ha remarcado Aragonès.

Por otra parte, Aragonès ha vuelto a dejar claro que no renuncia a una "aprobación exprés" de los presupuestos de 2019 tras las elecciones de mayo, aunque ha recordado que en junio el Govern pondrá en marcha la maquinaria de preparación de las cuentas del año que viene, al tiempo que ha dejado claro que no descarta "ningún escenario".

"Un presupuesto no se puede aprobar por fascículos, pero el Govern hará todo lo posible para intentar no cargar sobre los ciudadanos la irresponsabilidad de algunos grupos parlamentarios", ha dicho el conseller.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint