Bolsa, mercados y cotizaciones

La Fed: entre la 'espada' de Trump y la 'pared' del empleo

  • La tasa de paro en Estados Unidos se queda en el 3,7% en noviembre
  • Se firmaron 155.000 nuevas nómicas no agrícolas, por debajo de lo previsto
Madrid

Este viernes se ha conocido el el informe de empleo en Estados Unidos del mes de noviembre, el penúltimo antes de que acabe un año en el que la Reserva Federal (Fed) ha contraído el precio oficial del dinero en tres ocasiones hasta ahora.

La cuestión, además de saber si lo va a hacer de nuevo en la próxima reunión de tipos del día 19 de este mes (algo que el mercado está descontando), es medir hasta dónde está dispuesta a llegar en 2019, y el paro, que el pasado mes se situó en el 3,7%, según se esperaba, es clave. 

Sin embargo, el organismo monetario se encuentra en una situación complicada ya que, por un lado, el Presidente Trump ya ha mostrado su oposición y desacuerdo con que suba los tipos de interés, lo que según él va en contra de los estímulos que está llevando a cabo sobre la economía. Y por otro, los datos económicos muestran todavía un signo robusto, como es el caso del empleo, situado en mínimos históricos, por lo que está entre la espada y la pared.

Así, este informe de empleo puede ser crucial para la Fed. El mercado esperaba que la tasa de desempleo siguiera situada en mínimos históricos, en la zona del 3,7%, como ocurrió; mientras que para el otro dato clave, las nóminas no agrícolas, el rango estaba entre 160.000 y 240.000 empleos adicionales, y finalmente se han publicado 155.000. De cara los próximos meses, los analistas de Bloomberg prevén que el desempleo incluso caiga al 3,6% y siga decreciendo hasta el 3,4% el año que viene.

No obstante, con el paro en mínimos, los expertos apuntan a los salarios como el gran indicador a tener en cuenta y, en este sentido, esperaban un crecimiento interanual del 3,1%, y ahí justo se fue, en el que es el mayor ritmo desde mediados de 2009.

Cualquier sorpresa positiva, obliga a la Fed a continuar su ritmo de subida de tipos de interés en los próximos meses, mientras que si es a la baja, Trump tiene el pretexto perfecto para exigir a la institución monetaria que deje de cerrar el grifo del dinero.

"La economía continúa creciendo más rápido que su tendencia a largo plazo y el desempleo está por debajo del 3,5%, lo que mantendrá a la Fed en su ritmo de subidas", explican desde Goldman Sachs.

Desde JP Morgan creen que "la Fed continuará su ruta marcada" pero reconoces que "tienen dependencia de los datos y que actuarán conforme las reacciones del mercado y la percepción del riesgo".

Desde Bloomberg apuntan al crecimiento del consumo como uno de los motores de creación de empleo. Esperan un aumento de las ventas esta navidad del 5% y que "para acomodar esta mayor demanda, las compañías contraten más trabajadores esta temporada de compras".

El inversor compra deuda y dólar

Estos datos tienen efectos inmediatos sobre los mercados de deuda y divisas. Desde que el bono americano a 10 años tocase máximos de rentabilidad por encima del 3,23% en noviembre, las compras se han impuesto hasta dejarlo en el 2,88% actual, el rendimiento mínimo exigido desde comienzos de septiembre. Este movimiento se explica porque el mercado está comprando un enfriamiento del ritmo en la subida de tipos por parte de la Fed.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.